Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV da por rota la negociación de los presupuestos con Bildu

La Diputación de Gipuzkoa asume que deberá prorrogar las cuentas en 2015, aunque hará un último intento con el PSE

El PNV se ha levantado de la mesa y ha dado por rotas las negociaciones que mantenía con Bildu para tratar de alcanzar un acuerdo sobre los presupuestos de Gipuzkoa de 2015. La decisión del principal partido de la oposición deja prácticamente al Gobierno foral sin opciones de logra apoyos a sus cuentas, aunque el director de Hacienda, Xabier Olano, ha asegurado que van a realizar un intento desesperado con el PSE-EE.

El portavoz del PNV en las Juntas de Gipuzkoa, Markel Olano, ha anunciado la "ruptura total" de la negociación con Bildu y asegurado que su partido mantendrá la enmienda a la totalidad, con lo que el proyecto elaborado por la coalición abertzale será devuelto, dado que los socialistas y el PP también han pedido la devolución del presupuesto.

Olano ha manifestado que no cabe seguir negociando porque el PNV defiende un "modelo antagónico" al de Bildu para la recuperación económica. Ha explicado que la coalición no tiene el apoyo a la industria como una prioridad y, además, tiene una visión demasiado "sectaria" de las empresas y "no tiene interlocución" con las compañías "tractoras" de Gipuzkoa.

El representante del PNV ha añadido que tras la reunión se ha acordado "de mutuo acuerdo" que "no hay necesidad" para una nueva reunión negociadora, ya que no comparten "la estrategia básica" para afrontar la crisis.

Pocas horas después, la Diputación de Gipuzkoa ha convocado con urgencia una rueda de prensa para valorar la ruptura de las negociaciones, en la que Xabier Olano, ha ofrecido una visión totalmente opuesta. El director de Hacienda ha explicado que los representantes del PNV que han asistido a la reunión "se han levantado de la mesa y se han marchado corriendo", ya que no querían negociar, lo que ha considerado una actitud "irresponsable" que responde a la estrategia "electoral" de los peneuvistas.

El dirigente de Bildu ha dado a entender que la exigencia que planteó el PNV en la negociación de incluir una partida de 26 millones parala promoción económica e impulsar el empleo era irreal, dado que el proyecto presupuestario de Bildu destina 85 millones a dichos fines económicos.

Olano ha admitido que Bildu y el PNV defiende "modelos diferentes" en materia económica, pero también sobre el modelo social, lo cual no justifica, en su opinión, la "enorme falta de coherencia" con la que ha actuado el primer partido de la oposición.

Si finalmente el PNV mantiene su enmienda a la totalidad, el Ejecutivo presidido por Martin Garitano se verá obligado a prorrogar las cuentas, lo que no ha sucedido a lo largo de su mandato desde 2011. No obstante, Olano ha indicado que la Diputación hará un último intento de llegar a un acuerdo con el PSE-EE, a pesar de que, en la primera ronda de contactos, los socialistas dejaron claro que la vía de negociación con ellos estaba "más o menos cerrada". "Hay muy pocas posibilidades, pero vamos a intentarlo con el PSE", ha comentado Olano.

Los representantes de la Diputación han advertido que una prórroga presupuestaria supondría eliminar las inversiones previstas para el nuevo edificio de la Universidad de Mondragón en Irún, la ayuda al instituto Inbiomed o el mantenimiento del plan de rescate de 100 empresas guipuzcoanas que están "en una grave situación".