Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
relevo al frente de kutxabank

Villalabeitia dice que Kutxabank “no renuncia a nada” en el futuro

El nuevo presidente de Kutxabank explica que el banco tiene que avanzar en un modelo de mayor digitalización

Mario Fernández y Goyo Villalabeitia en la sede de la BBK
Mario Fernández y Goyo Villalabeitia en la sede de la BBK

El nuevo presidente de Kutxabank, Goyo Villalabeitia, ha asegurado en la sede de la BBK, en Bilbao, que la entidad que dirige "no renuncia a nada, a nada", en su configuración como entidad financiera a la hora de afrontar el futuro, y se ha marcado el objetivo de "generar beneficio" para que sus accionistas, de momento las tres antiguas cajas vascas, lo inyecten a la Obra Social. Según ha dicho, la Obra Social es "lo que nos diferencia y lo que nos diferencia sin complejos". En su primera comparecencia, Villalabeitia ha resaltado la figura de su antecesor, Mario Fernández y en un guiño a sus propuestas ha explicado que "en esta casa hay músculo, determinación y trayectoria, y en base a esto no vamos a renunciar a nada, a nada, a la hora de configurar y articular nuestro futuro como entidad financiera".

La declaración apunta a la continuidad con el modelo que preconizaba el anterior presidente, Mario Fernández, a la hora de abrir el capital a nuevos socios, y quizás en cuatro o cinco años salir de forma controlada a bolsa, pero no lo ha explicitado, posiblemente como una manera de diferenciarse en la primera comparecencia y de lanzar un mensaje de discrección y de manejar los ritmos de esas operaciones de una manera radicalmente diferentea la de su antecesor, y más en sintonía con lo que ha exigido el PNV.

Villalabeitia ha sido designado hoy por el Consejo de Administración como presidente de la entidad bancaria tras el abandono ayer de su antecesor, Mario Fernández. Los dos han posado juntos para los fotógrafos, pero luego Fernández se ha retirado y Villalabeitia ha hecho una declaración sin preguntas, acompañado por los presidentes de las tres cajas accionistas del banco: Xabier Sagredo (BBK), Xabier Iturbe (Kutxa) y Fernando Aranguiz (Vital). Una comparecencia en la que los accionistas alavés y guipuzcoano han permanecido mudos y solo ha hablado el mayoritario, Xabier Sagredo.

No hay que mirar tanto a los exámenes de solvencia"

El nuevo presidente de Kutxabank, tras elogiar a su antecesor, ha comentado que la entidad no debe mirar tanto a los exámenes de estrés, algo a lo que Fernández daba una importancia trascendental tras quedar la primera de España, como a partir de ahora "empezar a concentrarse en el negocio bancario, en los precios, en la competencia, en los productos, márgenes, eficiencia rentabilidad, recurrencia. Todas estas claves que tanto nos gustan a los bancarios. Con eso tenemos que obsesionarnos, sin olvidar por supuesto todo lo pendiente, los procesos de recuperaciones y sin bajar ni un ápice la calidad del riesgo".

El nuevo presidente de Kutxabank ha explicado que se siente "agradecido y honrado" por la designación de Kutxabank y "convenientemente retado" por la magnitud de los problemas a los  que se enfrenta a partir de ahora, sobre todo porque sigue vigente el contexto de tipos bajos "y eso no ayuda al negocio". En paralelo a estos retos económicos el nuevo presidente de la entidad vasca ha explicado que se enfrenta a otros más cualitativos, como recuperar la confianza en el sector financiero, o la existencia de competidores emergentes no regulados, "el shadow banking y eso nos tiene que ocupar y preocupar", y además avanzar en un creciente modelo de digitalización del negocio", ha explicado. "Mi objetivo es que el equipo de Kutxabank sea capaz de competir en todos estos frentes", ha dicho.