Joana Ortega: “Cada día nos empujan más fuera de España”

"La Generalitat pide diálogo por carta y la respuesta del Estado es una querella criminal", lamenta la vicepresidenta catalana

Foto: atlas | Vídeo: VIDEO: ATLAS

Joana Ortega, vicepresidenta del Gobierno catalán, ha expresado esta mañana su sentimiento de "amargura" tras la querella anunciada por el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, contra ella misma, el presidente Artur Mas y la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, por su implicación en el 9-N. La democristiana, que fue la máxima responsable del operativo logístico del proceso participativo, ha mostrado hoy su absoluta tranquilidad y certeza de que actuó conforme a la ley y que no incurrió en desobediencia alguna. En una entrevista en Rac1, Ortega ha reconocido que el 9-N votó s-si a diferencia, por ejemplo, de líder de su partido, Josep Antoni Duran Lleida, que lo hizo por el si-no. "En esta España cada vez cabe menos gente. Nunca he sido una persona radical pero cada vez nos empujan más fuera de España", ha señalado al vaticinar las consecuencias de la querella.

Más información
Los fiscales catalanes reprochan a Mas su “falta de lealtad”
Diez días que sacudieron a la Fiscalía
ERC insiste en no demorar las elecciones
Por qué se abstuvieron cuatro millones de catalanes

En un almuerzo posterior con alcaldes, en un acto en un hotel de Barcelona, Ortega ha calificado de "insólito" que los fiscales catalanes no aprecien base jurídica para imputarles y que la Fiscalía se apreste a acusarles de "cuatro o cinco" delitos. Pese a que la querella aún no ha sido formalizada, Torres-Dulce es partidario de acusar a los tres políticos nacionalistas de usurpación de funciones, desobediencia, prevaricación y malversación de fondos públicos. "Esa disparidad de criterios me parece que responde más a una posición política que jurídica", ha señalado la vicepresidenta que ha elogiado el papel de los fiscales catalanes por haber actuado con "independencia" y "proporcionalidad" y dando muestras, ha dicho, de conocer la realidad de Cataluña. "No tengo ninguna sensación de haber desobedecido. Hemos sido responsables y escrupulosos con la legalidad", ha dicho recordando que la política es "diálogo y escuchar".

La democristiana ha mostrado su pesar por el hecho de que el Gobierno central haya contestado con una querella criminal a la petición de diálogo realizada por Mas. "La respuesta a la salida de 2,3 millones de personas que participaron en el 9N es la querella", ha reprochado Ortega al Ejecutivo  de Rajoy al que ha considerado incapaz de encarar el reto soberanista o de tener la suficiente "madurez política" para afrontarlo. En ese sentido, ha señalado que está "muy tranquila" por haber actuado conforme a la ley y ha lamentado la judicialización de conflicto: "Se hace muy complicado negociar con este Gobierno. Envías una carta pidiendo dialogo y te responden con una querella. No es el Gobierno de la Generalitat el que lo ha roto. Es el del estado".

Envías una carta pidiendo diálogo y te responden con una querella", dice Ortega

El proceso participativo se cerrará el día 25 porque existía la posibilidad de emitir el voto no solo el 9-N sino en las dos semanas posteriores. De hecho, desde aquélla jornada y hasta hoy han participado unas 20.000 personas más. Cerrado ese escenario, Ortega ha defendido la necesidad de que haya "otro 9-N" ya sea a través de un referéndum vinculante y con todas las garantías democráticas o a través de unas elecciones plebiscitarias. Mas ha enfriado la posibilidad de celebrar los comicios de forma inmediata como demanda Esquerra y Convergència se inclina también por no precipitarse para tener la seguridad de que ganará la opción independentista. Mas anunciará su decisión definitiva el día 25 en una conferencia en el Auditorio del Fòrum. Ortega se ha mostrado partidaria de agotar la legislatura. "Habrá otro 9N, que puede ser con el acuerdo del Estado", ha dicho la vicepresidenta, que opina que la puerta cerrada del Estado es un impulso para la participación ciudadana:"Cada vez que el Estado niega el derecho a ejercer la democracia hay más gente dispuesta a participar".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
La vicepresidenta, a diferencia de Duran Lleida, ha admitido que  votó si-si el 9N

La consejera no ha querido detallar su voto el 9-N ante la disparidad de opiniones a Unión Democrática, pero el subconsciente le ha traicionado: "En el partido hay los que hemos votado sí-sí, los que han votado sí- no y los que han votado sólo sí". Ante las críticas que a menudo han recibido los democristianos para expresar sus dudas en el proceso soberanista, Ortega ha querido sacar pecho por el papel de su partido en la consulta: "¿Quién ha sido ante la logística es una persona de Unión; quien ha permitido que no haya ningún problema de seguridad ha sido una persona de Unión; quien ha estado al frente del pacto del derecho a decidir es una persona de Unión", ha enumerado, antes de asegurar que el futuro con Convergencia está garantizado: "La federación se complementa".

Rull: “Intentar inhabilitar a Mas es la expresión de la impotencia del Estado”

EFE

El coordinador general de CDC, Josep Rull, ha considerado hoy que intentar "inhabilitar" al presidente Artur Mas es la "expresión más genuina de la impotencia del Estado", y se ha preguntado si este es el mensaje que el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, quiere enviar a los catalanes.

En declaraciones a RNE, Rull ha preguntado si Rajoy, que prevé acudir a Barcelona el sábado 29 a un acto de su partido, se presentará ante los catalanes con las "credenciales" de querer "inhabilitar" a Artur Mas para "dejarlo fuera del terreno político" cuando, ha dicho, debería ser su "interlocutor" para dar una salida al problema. "La gran fábrica de independentistas de Cataluña se llama PP y Mariano Rajoy", ha afirmado Rull, admitiendo que, aunque el aumento del soberanista conviene a su formación, le preocupa que el Gobierno central quiera resolver los asuntos "en los juzgados" cuando se deberían abordar, a su juicio, en la "mesa de la política".

El número dos de CDC ha añadido: "Teóricamente nos teníamos que haber roto desde Cataluña, pero quien se está fragmentando es el PP, que tiene un problema gravísimo y las que empiezan a fracturarse son las instituciones del Estado".

En cuanto a las declaraciones del jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), Jaime Domínguez Buj, Rull ha afirmado que cuando un militar se expresa en esos términos un "Estado de derecho sólido" debe actuar "con mucha contundencia" y requiere "un paso atrás", porque, si no, puede parecer que el Gobierno central "comparte" su relato de equiparar Cataluña con una colonia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS