Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa gestora rechaza volver a optar a la concesión de L'Oceanogràfic

Parques Reunidos critica lasccondiciones recogidas en los pliegos

El grupo dice que hay riesgos económicos muy elevados y una gran inseguridad jurídica Además, critica que existe una falta de autonomía en la gestión

El Grupo Parques Reunidos, gestor de L'Oceanogràfic desde su apertura en 2003, ha declinado presentarse al concurso convocado por la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa), que incluye la explotación del centro marino para los próximos años, al considerar que "las condiciones recogidas en los pliegos suponen muy elevados riesgos financieros y económicos, falta de autonomía en la gestión y una gran inseguridad jurídica para quien lo asuma".

La empresa argumenta que la presentación a este concurso "implica un elevado riesgo financiero" porque "obliga a un compromiso financiero mínimo de más 110 millones de euros durante 15 años de vida del contrato", sin tener en cuenta variables como la evolución del negocio, los resultados que obtenga el operador en su gestión, la evolución del entorno económico y los posibles cambios regulatorios y fiscales.

La empresa considera asimismo que "existe un alto riesgo económico" porque la obtención de un resultado de operación positivo "es absolutamente incierta, como consecuencia de las obligaciones económicas estipuladas en los pliegos".

Para Parques Reunidos, "también existe un riesgo en la falta de autonomía en la gestión" porque el pliego "otorga a Cacsa un control muy fuerte sobre todos los aspectos esenciales del negocio" e impide al operador "tomar de manera autónoma las decisiones de gestión que permitan maximizar la calidad de la oferta en L'Oceanogràfic y obtener la adecuada rentabilidad de su gestión".

A su juicio, este concurso "ofrece numerosas incógnitas en lo relativo a su interpretación, régimen extremo de sanciones y terminación y modificación unilateral del contrato" y esto "implica una enorme inseguridad jurídica para quien lo asuma".

Parques Reunidos lamenta en el comunicado "tener que adoptar esta decisión, especialmente después del balance tan positivo que se desprende de todos estos años". El grupo, líder mundial en el sector de parques de ocio y primer operador de parques de animales de Europa, destaca que la gestión de su filial Parques Reunidos Valencia al frente del Oceanogràfic desde 2003 ha supuesto "no solo un enorme éxito económico para Cacsa y para Valencia, sino también educativo, científico y de conservación".

El consejero de Economía, Industria, Turismo y Empleo, Máximo Buch, ha achacado la retirada de Parques Reunidos de las ofertas interesadas a las mayores exigencias económicas y de gestión del nuevo concurso y a la situación interna del grupo empresarial ante la posible venta de su empresa matriz.

Buch ha explicado que las condiciones del concurso "son mucho más exigentes que el anterior desde el punto de vista económico y de gestión del propio Oceanogràfic" porque tras 10 años de experiencia saben "dónde se puede exigir más y pedir más compensación económica". Además, ha subrayado que, según la prensa, la empresa matriz de Parques Reunidos está en venta.

"Quiero entender que como la nueva oferta puede tener menos rentabilidad para ellos y quizá, y es una suposición mía, influidos por proceso de venta, les ha hecho desanimarse y ante la incertidumbre, no presentarse", ha apuntado.

Tras la retirada de Parques Reunidos sigue el interés de Aguas de Valencia, Rainforest (gestora del Bioparc), Aspro Parks y Costa Edutainment, que ya han visitado las instalaciones y tienen de plazo hasta el día 12 de diciembre para presentar su oferta.

"Si se retira Parques Reunidos, quedarán cuatro que están pidiendo información y si todas presentan su oferta en diciembre, pensamos que hay suficientes interesados para poder adjudicar la gestión a la mejor oferta desde el punto de vista técnico y económico", ha indicado.

Ha explicado que todas las ofertas son "combinaciones" de empresas nacionales y extranjeras, ya que salvo Bioparc, "que todavía no tiene cerrado un experto en acuarios, el resto siempre tiene de acompañante un socio extranjero".

Preguntado por la deuda del Oceanogràfic con Parques Reunidos y cómo van las negociaciones para solucionarla, Buch ha recordado que la empresa también tiene una deuda con la Generalitat Valenciana. "No he mirado las cifras. Se habla de 9 millones de euros y supongo que estará en ese nivel pero se tiene que compensar con lo que a su vez nos deben a nosotros", ha indicado.

El consejero de Economía ha explicado que hasta julio se saldaban "limpiando una deuda con la otra" pero la empresa no ha aceptado hacerlo así y ha presentado una demanda. "Ya veremos cómo procederemos y si podemos solucionarlo de forma dialogada, pues mejor", ha concluido.

Más información