Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejero de Sanidad declarará por la muerte del perro ‘Excálibur’

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha abierto diligencias contra el consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, por un delito de prevaricación

El consejero de Sanidad de de Madrid, Javier Rodríguez.
El consejero de Sanidad de de Madrid, Javier Rodríguez.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha abierto diligencias contra el consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, por un delito de prevaricación. La acusación, la Asociación Contra el Maltrato (ACM), culpa al político del sacrificio de Excálibur, el perro de la auxiliar de enfermería Teresa Romero infectada de ébola. Las autoridades optaron por matar al animal ante la posibilidad de que estuviese contagiado, lo que movilizó a los animalistas que mantuvieron una vigilia de 24 horas a la puerta de la casa.

 Víctor Valladares, abogado de la ACM, considera que el consejero vulneró un artículo de la Ley regional de Protección de los Animales Domésticos. Se mató al perro sin que hubiese un diagnóstico previo de enfermedades transmisibles, como prevé la norma. La decisión autonómica se fundamentó en el principio de proporcionalidad de la Ley General de Sanidad. La asociación cree que respalda su denuncia un caso similar estadounidense. Bentley, el perro de la enfermera infectada Nina Pham, permaneció en cuarentena al no haber evidencias de estar enfermo. No fue sacrificado.

Javier Limón, marido de Romero, cedió la tutela de Excálibur a la ACM desde la habitación en la que estaba aislado por posible contagio. La asociación no consiguió en los tribunales frenar su sacrificio y ya no lleva los asuntos legales de la pareja, pero como protectora de animales puso una denuncia el 24 de octubre. Esta incluye también al director general de Ordenación e Inspección de la consejería, Manuel Molina.

Esta dirección general mandó a finales de octubre una carta a la Sociedad Internacional de Enfermedades Infecciosas en la señalaba que “no fue una decisión automática, sino una medida tomada como la mejor posible para proteger la salud pública”. Romero denunciará a Rodríguez por atentar contra su honor y a la Comunidad por la muerte del perro. En total, 300.000 euros de indemnización.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información