Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Médicos de Girona temen el cierre de la cirugía cardíaca del Trueta

Salud insiste en que el servicio no se clausurará, sino que pasará a depender del hospital Germans Trias i Pujol de Badalona

Los médicos de Girona ven en peligro la continuidad de la cirugía cardíaca del hospital de Trueta de Girona, hasta ahora en manos de médicos del Vall d'Hebron que se trasladaban los miércoles al centro gerundense a operar. Los facultativos dieron la voz de alarma después de que el consejero de Salud Boi Ruiz reconociese la semana pasada que “se estaba estudiando la posibilidad” de cerrar el servicio y trasladarlo al Germans Trias i Pujol de Badalona (Can Ruti), como parte del plan director para reducir las listas de espera de cirugía cardíaca. Salud manejaba dos opciones: o que médicos de Can Ruti se trasladasen a operar al Trueta —como hasta ahora—, o que los pacientes se operasen en Badalona.

Pese a que Salud salió al paso de las especulaciones y aseguró que se seguirá operando en Girona, pero cambiando el hospital de referencia de Vall d’Hebron a Can Ruti, los médicos no se fían. El Colegio de Médicos de Girona (COMG), el equipo de cirujanos de la Vall d'Hebron y el sindicato Metges de Catalunya criticaron ayer que esta decisión no responde a criterios médicos y no entienden que se cambie un equipo que funciona, por una “redistribución territorial aleatoria”. Además, alegaron, Salud no consultó la decisión ni con médicos ni políticos ni gestores de Girona.

“A partir del 2015 Can Ruti, no se si con 2 profesionales 3, 4, 6 o 1 vendrá a hacer las intervenciones que por criterio clínico se tengan que hacer aquí en Girona”, aseguró por su parte el director de los servicios territoriales de Salud en Girona, Josep Trias.