Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
el debate sobre las ayudas sociales

Recoge firmas para impedir el acceso al transporte público con burka

Un conductor de la línea tres de Vitoria recoge firmas entre los viajeros para lograr que no suban a los autobuses personas con burka o encapuchadas

Un conductor de la línea de tres del transporte público de autobuses de Vitoria, Tuvisa, está recogiendo firmas entre los viajeros y sus compañeros para impedir que las mujeres con burka o personas con capucha puedan hacer uso de este servicio público, una decisión que ha llevado a los grupos de la oposición del Ayuntamiento a pedir a la presidenta de esta empresa municipal, Idoia Garmendia (PP), una reunión "extraordinaria y urgente" para abordar este asunto.

El comportamiento de ese conductor se produce apenas unos días después de que un vecino de vitoria pegara a otro en la cola del paro por defender a los inmigrantes que estaban allí. El ciudadano agredido que defendía a los inmigrantes anunció ayer que va a demandar a su agresor. Estos comportamientos, que numerosos colectivos sociales ya habían advertido que se podían producir, son nuevos en Vitoria y han cobrado cuerpo en un contexto de críticas políticas al presunto abuso que algunos colectivos de inmigrantes están haciendo de las ayudas sociales. El alcalde de Vitoria, Javier Maroto, del PP, lleva desde julio acusando a los marroquíes y argelinos de abusar de las ayudas sociales "y de no querer trabajar".

El alcalde de Vitoria ha acusado a marroquíes y argelinos de abusar de las ayudas sociales

El conductor está pidiendo a todas las personas que acceden al autobús que firmen un escrito solicitando que las mujeres con burka o "encapuchadas" no puedan hacer uso de este servicio de transporte público. Además de pedir el respaldo de los ciudadanos a esta medida, el chófer también ha lanzado reproches de todo tipo contra quienes utilizan este tipo de prenda de vestir y contra otros colectivos, como los extranjeros, que hablan en otros idiomas.

Tras conocer los hechos, EH Bildu, el PNV y el PSE-EE han solicitado a la presidenta de Tuvisa, la popular Idoia Garmendia, la convocatoria de una reunión "urgente y extraordinaria" para abordar este "grave" asunto, según han confirmado fuentes de la coalición 'abertzale'. En la reunión se analizará la posibilidad de adoptar medidas disciplinarias contra este conductor, que asegura tener el respaldo de numerosos compañeros. haya anunciado la presentación de una denuncia ante los tribunales de justicia. Todos los grupos de la oposición de Vitoria responsabilizaron al alcalde de Vitoria, Javier Maroto (PP), de lo ocurrido, debido a sus mensajes sobre las personas inmigrantes que están siendo investigadas por la Fiscalía por un presunto delito de incitación al odio por motivos raciales.