Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiebre amarilla de Pikachu invade la feria del manga de Barcelona

El cabeza de cartel del fenómeno Pokémon, estrella del certamen, que se amplía este año

Pikachu calentando motores en las Ramblas. Ampliar foto
Pikachu calentando motores en las Ramblas.

Entre las autoridades que inauguran hoy el XX Salón del Manga, incluidos los excelentísimos señores Xavier Trias, alcalde de Barcelona, y Kazuhiko Koshikawa, embajador del Japón en España, así como el honorable consejero de Cultura Ferran Mascarell, y el ilustrísimo teniente de alcalde de Cultura, Jaume Ciurana, destaca Pikachu. Efectivamente, la criatura amarilla, el más conocido de los Pokémons, ha desembarcado en Barcelona con todos los honores de una gran personalidad para ser el protagonista especial de la nueva edición del salón. Pikachu es un icono del mundo del manga, la cabeza de lista del fenómeno Pokémon, que ha vendido más de 245 millones de videojuegos en todo el mundo, con la serie de televisión emitida en 160 países en 30 idiomas. El pseudolagomorfo Pikachu se ha multiplicado en millones de peluches y figuras, ha sido portada en la revista Time y estrella invitada en Los Simpsons. A ver si se puede decir todo esto de, no sé, Ciurana, por ejemplo.

Pikachu, cuya fama es tal que se habla de “fiebre amarilla” para referirse a él —un joven, conmovido por el advenimiento, lo definió entusiasmado como “el puto amo” del manga—, estará muy presente en el salón y ya se lo ha visto incluso paseando por la Rambla. No será, por supuesto, el único ser exótico (y me quedo corto) que desembarcará a la gran feria del manga, que se desarrollará desde hoy hasta el domingo en la plaza de l’Univers y en los palacios 1 y 2 de la Feria de Barcelona en Montjuic, con un considerable aumento de espacio respecto de la pasada edición (de los 35.000 metros cuadrados del 2013 a los 50.000 actuales), así que hay que ir muy bien calzados, aunque te disfraces del ninja  Naruto Uzumaki. La nueva edición de la feria que dirige Carles Santamaria, y que cuenta con la colaboración de Casa Asia, amplía los horarios: las puertas del recinto se abrirán a las 9 de la mañana los cuatro días.

XX SALÓN DEL MANGA

Feria de Montjuïc.

Hasta el día 2. 9 a 20 h (viernes y sábado, 21 h)

www.ficomic.com.

Sábado entradas agotadas.

La plaza de l’Univers concentrará, según ha explicado la organización, buena parte de las actividades, como los concursos de cosplay (de disfraces), el Anime Song Contest, que hace pasar tan buenos ratos, exhibiciones de bailes asiáticos y actuaciones musicales. El palacio 1 estará dedicado a la gastronomía japonesa y contará con un espacio de videojuegos protagonizado por el universo Pokémon. El palacio 2 acogerá los expositores, talleres, exposiciones de material original y el ámbito del espíritu del Japón, de 6.000 metros cuadrados, donde se desarrollarán actividades relacionadas con la cultura tradicional japonesa, como ikebana (arreglo floral) y jardines zen. Incluso habrá una sala de meditación y shiatsu, para huir del alboroto de los espacios habituales del salón. Además, un bonsai de 87 kilos, que casi entra en la categoría de luchador de sumo.

Entre los autores invitados destacan Kengo Hanazawa (autor de I am a hero, en el cual una epidemia convierte a la gente en monstruos sanguinarios), Takeshi Obata (el manga de ciencia-ficción militar All you need is kill), Takehiko Inoue (la serie de baloncesto Slam dunk) y Junichi Masuda y Shigeru Ohmori, responsables de los videojuegos de Pokémon de Nintendo, entre otros. Una cita singular es la mesa redonda en la que se juntará a Gaudí y el manga a través del debate entre el inefable Etsuro Sotoo, principal escultor de la Sagrada Familia, y el mangaka (dibujando) Inoue. Santamaria destaca como el salón ha ido evolucionando (y valga la palabra) para convertir el manga y el anime en una gran ventana en el Japón. Recalca que hay otakus (aficionados) que empezaron a ir hace 20 años, al empezar, y ahora van con los hijos, creando una segunda generación de fans.