Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz pide al embajador de EE UU que mantenga el empleo en las bases

Los trabajadores de Morón consideran que la petición llega tarde

Susana Díaz y el embajador de Estados Unidos en San Telmo. Ampliar foto
Susana Díaz y el embajador de Estados Unidos en San Telmo.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, defendió ayer ante el embajador de Estados Unidos, James Costos, el empleo de las bases militares de Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla). La socialista se reunió en San Telmo con Costos, con quien también abordó la petición de EE UU de usar estos enclaves en la lucha contra la propagación del ébola en África. Díaz aprovechó el encuentro para pedirle al embajador que no disminuya la plantilla de las bases andaluzas.

La compañía que gestiona los servicios de mantenimiento de este recinto militar comunicó en agosto el despido de 55 trabajadores españoles. Se trata del tercer Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que sufre la base aérea en cuatro años, y las negociaciones entre la empresa y los empleados permanecen, de momento, estancadas.

Ante esta situación, Díaz fue ayer “muy contundente” con Costos, según explicó el consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, en declaraciones a los medios al terminar el encuentro entre la presidenta y el embajador.

La líder de los socialistas andaluces mostró “muchísima insistencia” en la necesidad de mantener la “tradicional” distribución de riqueza y empleo que suponen las bases de Rota y Morón. Díaz apuntó que el empleo debe crecer y no disminuir, si se tiene en cuenta, además, que la base de Rota recibe desde febrero los buques que componen el escudo antimisiles de la OTAN. Por su parte, embajador de Estados Unidos tomó nota de la petición de la presidenta y se comprometió a trasladarla.

Al que no le ha servido este reclamo es al comité de la base de Morón que, aunque agradeció las palabras de Susana Díaz, lamentó el retraso de la demanda. Según fuentes del comité, esta petición “llega tarde”, ya que los tres ERE consumados por la empresa de mantenimiento han supuesto la destrucción de 240 puestos de trabajo estables.

Díaz, además, transmitió a Costos que comprendía que se usasen las bases como tránsito del contingente militar de Estados Unidos que combate el ébola en África, pero hizo hincapié en que es necesario información y transparencia para evitar la alarma social. La Junta “comparte la finalidad de la misión, como no puede ser de otra manera, porque todo el mundo debe entender que hay que trabajar en el lugar de origen para atajar el ébola”, explicó Jiménez Barrios tras la reunión.

La presidenta de la Junta espera esta información del Gobierno de Mariano Rajoy, que aún no se ha dirigido a la Administración andaluza para explicar el acuerdo al que se ha llegado con Estados Unidos sobre este asunto. En caso de que el Ejecutivo de Rajoy no dé el paso de dirigirse a la Junta para explicar este acuerdo, será el Gobierno autónomo el que levante el teléfono para pedir explicaciones.

Jiménez Barrios criticó que hasta el momento solo se ha puesto en contacto con la Junta la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, y después de que se hiciese pública la noticia del uso de las bases. Ante la censura del consejero, Crespo aseguró que el Gobierno contactó con la Junta en el momento en que tuvo información para dar a conocer la petición de Estados Unidos al Ministerio de Defensa y pidió prudencia a Jiménez Barrios, para “no alertar” con este asunto.

Más información