Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

308 euros para conseguir justicia

Las elevadas costas del proceso impidieron a muchos afectados sumarse a la demanda

Vecinos del barrio vigués de Navia afectados por el recorte de Fomento anulado por la justicia.
Vecinos del barrio vigués de Navia afectados por el recorte de Fomento anulado por la justicia.

La ministra Ana Pastor nunca quiso recibir a los afectados por una retirada de ayudas que, según los jueces, suprimió un derecho consolidado. Sus reclamaciones llegaron hasta la Defensora del Pueblo, el Parlamento Europeo o el Tribunal Constitucional, con la presentación de un recurso contra la ley de 2013 de medidas de flexibilidad y fomento del mercado del alquiler que, según denuncian, provoca la suspensión retroactiva de las prórrogas. Cuando las sentencias obligaron a rectificar, Fomento emitió una nueva orden que solo llegó a funcionarios y que no concreta plazos. Pero algunos damnificados no podrán reclamar lo que les adeudan, porque ese oficio deja fuera a ciudadanos que, mal asesorados por la Administración, nunca solicitaron la renovación de los subsidios de entre 80 y 300 euros.

Reclamar sus derechos les ha salido caro. Además de los problemas para afrontar pagos hipotecarios, los demandantes tuvieron que abonar 308 euros por familia para sufragar el recurso que presentaron conjuntamente en los tribunales. “Algunos vecinos no pudieron sumarse por las costas”, explica Ana Martínez, portavoz de la plataforma viguesa. “Necesitamos que la gente sepa que puede reclamar sus derechos, ya que hubo quién que no se enteró de nuestra demanda colectiva y tuvo que ir a los tribunales en solitario pagando más dinero”, explica. Algunos de ellos ya están recibiendo cartas de la Xunta en las que se les solicita documentación para revisar las resoluciones denegadas. Aunque los fondos provienen del Gobierno central, es la Administración autonómica la que gestiona su tramitación, y eso está retrasando la solución. En Galicia, Extremadura, Madrid o Andalucía ya se están revocando, pero no en otras regiones como la Comunidad Valenciana.

En su momento, Fomento justificó el recorte alegando que las hipotecas se abarataron tras la caída de los tipos de interés. “Es rotundamente falso. A los planes de subsidiación anteriores al de 2009 se nos aplica el índice de referencia de préstamos hipotecarios que está en el 2,98%, por encima del interés de mercado y muy lejos del euribor. Bajada ninguna”, matizan los indignados.