Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 96% de los ayuntamientos catalanes aprueba mociones a favor del 9N

Los alcaldes entregarán las actas este sábado a Mas en el Palau de la Generalitat

El 96,2% de los 947 ayuntamientos catalanes ha aprobado mociones de apoyo a la consulta soberanista del 9 de noviembre, lo que representa el 88% de la población de Cataluña. Barcelona, Tarragona, Girona, Mataró, Sabadell o Terrassa, entre los que han apoyado la consulta. Municipios como L' Hospitalet de Llobregat, segundo municipio más poblado de Barcelona, o Badalona, principal consistorio gobernado por los populares en Cataluña, han aprobado también la moción despúes de pactar dos puntos del escrito original. Solo diez municipios como Rubí, Sant Boi o Castelldefells han votado en contra y otros diez más, como Lleida, no se han pronunciado.

Así lo ha confirmado este miércoles en rueda de prensa el presidente de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Josep Maria Vila d'Abadal, y el de Asociación Catalana de Municipios (ACM), Miquel Buch, que han celebrado la "revolución" protagonizada por los ayuntamientos.

"Estos datos demuestran la gran unanimidad que hay en Cataluña para poder votar, sea sí o no", destacaron. "Hay 22 comarcas en las que el cien por cien de los municipios han aprobado mociones a favor de que se pregunte sobre el futuro de Cataluña el 9 de noviembre", añadieron. Avanzaron también  que el 86% de los municipios de Barcelona y su área metropolitana han apoyado la consulta, aunque se trata de la zona en la que más ayuntamientos han rechazado mociones de apoyo. Han concretado que se han mostrado favorables a la consulta el 80% de ayuntamientos del área del Baix Llobregat, tradicionalmente gobernada por el PSC, aunque estos consistorios representan el 49% de la población; el resto se ha mostrado en contra o bien no ha debatido el asunto.

Los alcaldes de los 911 municipios que han aprobado la moción a favor del derecho a decidir que proponía la AMI y la ACM entregarán las actas municipales al presidente de la Generalitat, Artur Mas, este sábado en el Palau de la Generalitat, en un acto que será "la mayor concentración de alcaldes catalanes de la democracia", en palabras de Vila d'Abadal.

Buch y Vila d'Abadal han mostrado su apoyo a la paralización por parte del Govern de la campaña institucional para celebrar la consulta el 9 de noviembre, después de que el Tribunal Constitucional  haya suspendido cautelarmente la Ley de consultas y la convocatoria: "Trabajaremos para que todos vayamos de la mano en defensa de la democracia, debemos ir todos a una, sin fisuras", ha dicho Buch, que ha destacado que ahora es momento de tener paciencia y esperar que el Constitucional  se pronuncie en base a las alegaciones del Govern.

"Hay muchos trabajadores públicos que tienen cierto miedo de sufrir represalias si colaboran en la organización de la consulta" aseguró Vila d' Abadal. Por ese motivo ha defendido la paralización del proceso y ha destacado la necesidad de tomar decisiones en base a la unidad de partidos y sociedad civil. El presidente de la AMI ha admitido que la estrategia del Gobierno catalán puede dificultar muchos de los procesos que permitan llevar a cabo la consulta, pero ha destacado la necesidad de que la votación se celebre con total garantía democrática.

Sobre la posibilidad de que los municipios no acaten la decisión del Constitucional, Vila d' Abadal ha dicho que "a nadie le toca dar un paso adelante hasta que no haya un acuerdo unitario", aunque ha considerado que la única solución al debate soberanista es poder votar.