Via Laietana no tendrá autocares turísticos a partir de noviembre

El Ayuntamiento barcelonés habilitará en el perímetro de Ciutat Vella 14 plazas de aparcamiento

Aspecto de la futura plaza de Ramon Berenguer el Gran.
Aspecto de la futura plaza de Ramon Berenguer el Gran. Ayuntamiento de Barcelona

La imagen de centenares de turistas bajando de autocares estacionados en las paradas de Via Laietana tiene los días contados. A menos de ocho meses de las elecciones municipales, con la temporada alta de turismo finalizada, y con los vecinos de Ciutat Vella en pie de guerra por las molestias que les causa la masificación de visitantes, la concejala del distrito, Mercè Homs, anunció ayer la remodelación de la calle. El proyecto incluye la eliminación de las paradas de autocares turísticos de la Via Laietana, las de plazas Ramon Berenguer el Gran y Antoni Maura.

Homs explicó que la intención del proyecto es “disminuir la presión turística” en esta zona saturada de visitantes, aunque el Consistorio habilitará 14 plazas para autocares dentro del distrito (dos en la plaza Catalunya, siete en paseo Colom, dos en el de Lluís Companys y tres más en la plaza Drassanes). Asimismo, el Ayuntamiento dejará una en la Via Laietana, el de la plaza Antoni Maura, para los autocares que transporten personas con movilidad reducida y niños. El Ayuntamiento remarcó la intención de “diversificar y descentralizar” la presión turística en las zonas saturadas de Ciutat Vella.

Es cobarde y renuncia a reducir el espacio para el tráfico privado" Ricard Gomà (ICV-EUiA)

El nuevo plan para Via Laietana, presupuestado en 1,6 millones de euros, incluye también nuevos itinerarios turísticos marcados, que comenzarán a realizarse progresivamente a principios de noviembre. Las rutas se centrarán por los barrios de Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera y el Raval. “Estos itinerarioss mejorarán la calidad de vida de los vecinos y favorecerá económicamente el comercio de las zonas y calles actualmente no tan transitadas”, explicaron desde el Ayuntamiento.

Homs recordó que esta intervención en la Via Laietana es una de las promesas que hizo el actual Gobierno de la ciudad a principios de su mandato. El anterior alcalde, Jordi Hereu (PSC) ya estudió este proyecto, aunque su idea era eliminar uno de los carriles de tráfico.

Desde la oposición no ven con buenos ojos la remodelación impulsada por el Ayuntamiento precisamente por este punto. “Es cobarde y renuncia a reducir el espacio para el tráfico privado en beneficio de los peatones y los ciclistas”, denunció ayer Ricard Gomà, presidente del grupo municipal de ICV-EUiA.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Queremos hacer que la calle sea más amable para los viandantes”, ha explicado Homs. En este sentido, el Ayuntamiento modificará dos pasos de peatones. A los que hay ahora a lado de la plaza del Àngel y la calle Argenteria, se les sumará un nuevo de trazado diagonal, que conectará ambos lugares. Asimismo, se colocará otro en la plaza Ramon Berenguer el Gran.

El Ayuntamiento tiene previsto modificar la plaza de Ramon Berenguer el Gran. El espacio, actualmente hundido respecto a la vía, se elevará para dejarlo a la misma altura que la calle.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS