Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona quiere suprimir el estacionamiento de los autocares turísticos en la Via Laietana

El Ayuntamiento de Barcelona se ha propuesto liberar la Via Laietana de los autocares turísticos para que dejen de circular y de aparcar en la plaza de Ramon Berenguer o en la de Antoni Maura. En teoría, sólo pueden estar unos minutos para que descienda el pasaje. La mayoría de los conductores se van a dar vueltas por la ciudad para hacer tiempo y otros, más incívicos, se quedan en la Via Laietana. La idea del Consistorio es que en el futuro los buses dejen a los turistas en la avenida de Lluís Companys, junto al Arc del Triomf, y estacionen en el aparcamiento bajo el paseo.

El área de Movilidad está analizando esa alternativa y quiere ser prudente porque solo es una hipótesis que depende de las posibilidades del aparcamiento. Los autocares ahora no cabrían en la primera planta al ser de techo bajo y una solución sería que accedieran directamente al subterráneo tras hacer obras en la rampa. "Estamos estudiando los gálibos, pero estaremos muy contentos si se alcanza esa solución", explicó la edil Itiziar González, que planteó que en ese caso se añadiría una escalinata desde el paseo, ahora elevado, hasta la calzada para facilitar el acceso de los turistas.

La idea es que los autocares aparquen y dejen el pasaje en Lluís Companys

Con el plan, el Ayuntamiento conseguiría un doble objetivo: ayudar en la reordenación de la Via Laietana y fomentar el tejido comercial de Sant Pere gracias al turismo. "El Barri Gòtic es muy importante y conocido, pero queremos potenciar otros circuitos turísticos. La zona de Sant Pere, en la época romana, ya era una de las entradas naturales hacia el centro y tiene un patrimonio espectacular", explicó González.

No todo el mundo ve el plan viable. "¿Cómo quieren que dejemos el pasaje en el Arc del Triomf? Cuando lleguemos al Gòtic ya se nos habrá pasado el tiempo", exclamó irritado un guía que ayer se vio obligado a que el grupo de 50 turistas griegos que llevaba descendiera a toda prisa en la plaza de Ramon Berenguer porque la Guardia Urbana les prohibió que lo hicieran en la plaza de Antoni Maura al estar ahora destinadas las dos paradas a las dos líneas de buses turísticos de la ciudad.

El grupo municipal de CiU también está a favor de liberar la Via Laietana de autocares y de que no se atrase más la reforma de la popular avenida. El proyecto prevé la pérdida un carril y ampliar las aceras. Itziar González quiere que esas obras coincidan con las de la cola de maniobras de Ferrocarrils de la Generalitat que obligarán a cortar el tráfico en la calle de Fontanella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de abril de 2009