Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El vecino de Sestao que ingresó Basurto por posible ébola tiene malaria

Los análisis del paciente han dado negativo, informa el Departamento vasco de Salud

Personal sanitario, equipado con mascarillas y buzos, traslada al paciente desde su domicilio. Ampliar foto
Personal sanitario, equipado con mascarillas y buzos, traslada al paciente desde su domicilio. EFE

Un hombre de 38 años, de origen nigeriano, fue trasladado este martes desde su domicilio en Sestao (Bizkaia) hasta el Hospital Universitario de Basurto con fiebre alta, lo que hizo saltar el protocolo de ébola. El paciente, sin embargo, tenía malaria, han concluido los análisis y ha informado el Departamento de Salud del Gobierno vasco, que ha añadido que se encuentra "clínicamente estable" pero que permanece aislado como medida de seguridad.

El ciudadano había regresado a Euskadi procedente de Nigeria, donde la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha registrado 20 casos y 8 fallecidos a causa del virus. Fue un familiar quien llamó al Servicio de Emergencias. El Servicio Vasco de Salud ha activado el protocolo para posibles casos de ébola. La malaria, mucho más controlada, causa síntomas similares, y ha hecho saltar las alarmas en otras ocasiones anteriores.

Sobre las 19:00 horas de este martes, personal sanitario equipado con mascarillas y buzos blancos que cubrían por completo sus cuerpos trasladó al paciente en una ambulancia, informa Efe. El ciudadano nigeriano tiene su domicilio en la Plaza de los Tres Concejos, en Sestao, una zona en la que residen numerosos inmigrantes.

El Ejecutivo vasco trasladó a los ciudadanos, por medio de un comunicado, un mensaje de tranquilidad y ha asegurado que el protocolo está funcionando "adecuadamente", tanto en atención primaria como en los hospitales y servicios de emergencias. La OMS ha elevado este martes a 2.296 el número de muertos de los 4.293 casos registrados en los países de África Occidental afectados por el brote.

A Basurto también se había trasladado al primer paciente que fue atendido en Euskadi como un posible contagio de ébola, aunque finalmente fue descartado. Según se comprobó, tenía igualmente malaria.

Más información