Munilla ataca al PP por sus “titubeos” en la reforma del aborto

El obispo de San Sebastián equipara la interrupción del embarazo con el despido libre

José Ignacio Munilla, en el centro, este viernes en San Sebastián.
José Ignacio Munilla, en el centro, este viernes en San Sebastián. JAVIER HERNÁNDEZ

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha lamentado este viernes que el Gobierno del PP no esté mostrando en la reforma del aborto la misma firmeza que demostró para sacar adelante la reforma laboral. “¡Cuántos titubeos e indecisiones a la hora de defender la vida!”, ha dicho desde el púlpito para defender las tesis más antiabortistas de la Iglesia católica. El prelado donostiarra ha calificado el derecho a la interrupción del embarazo como “una involución social” y la ha equiparado con el despido libre al afirmar que “calificar de progresista el derecho a acabar con la vida humana en el seno materno, es similar a reivindicar como progresista el derecho del empresario al despido libre y sin contraprestación alguna”.

Durante la homilía con motivo de la festividad de la Asunción de la Virgen, Munilla ha adoptado de nuevo su perfil más conservador. Se preguntó en qué valores se sustenta una sociedad que “invoca el derecho a decidir sobre la vida o la muerte de otro ser humano” o “qué concepto de solidaridad tiene una sociedad a la que no se le ocurre otro recurso que el aborto para solventar los problemas de la mujer embarazada”. En vísperas de que el Gobierno presente la reforma del aborto ante el Congreso, ha alertado de que “se ha elegido el camino equivocado” al confundir “progresismo con velocidad” en un asunto que “afecta a la esencia misma de la sociedad civil”.

El aborto es una de las principales preocupaciones actuales del obispo. Su última carta pastoral —El descarte del aborto, se titula—, presentada en marzo de este año, es muy crítica con la interrupción del embarazo. En ella, el prelado llega a rechazar el aborto incluso en casos de violación y aboga por prohibirlo “sin excepciones”. Entonces, puso el grito en el cielo porque en el País Vasco se estaban practicando “4.000 abortos al año”, una cifra “escalofriante” que, según dijo, la sociedad “no puede tolerar”.

En la misma eucaristía, ha aprovechado para defender el “derecho” a elegir la asignatura de Religión en los centros educativos “sin presiones ni coacciones de ningún tipo”. Y ha abogado por que en la aplicación de la nueva Lomce a partir del próximo curso escolar se haga efectivo “el derecho de los padres a educar a sus hijos conforme a sus propias convicciones morales y religiosas”. Con respecto al “drama” del desempleo, Munilla ha alertado del riesgo de caer en la “tentación” de buscar la mejoría económica a costa de “crear un empleo de ínfima calidad”.

Sobre la firma

Mikel Ormazabal

Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS