Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buñol tendrá una ‘pre-Tomatina’ con conciertos, tapas y cócteles

La 1ª Feria Gastronómica y Cultural asociada festejo tendrá lugar del 25 al 27 de julio

Buñol quiere acrecentar el influjo positivo de la fiesta de la Tomatina para su economía. Por ello, este año, el municipio valenciano no se va a limitar a llenar sus calles de la roja hortaliza, sino que, el fin de semana previo, los días 25, 26 y 27 de julio, se celebrará la I Feria Gastronómica y Cultural de la Tomatina. Para ello, el Consistorio se ha aliado con la asociación mundial Slow Food y con la sede de Valencia de la prestigiosa Berklee College of Music, que brindará un concierto con músicos de la localidad.

El objetivo, según una nota de prensa, es utilizar la difusión mundial del festejo para proyectar las cualidades de Buñol como enclave turístico. Para ello quiere poner de relieve su gastronomía, aspecto en el que entra en juego la filosofía de Slow Food: consumo de productos de proximidad, comercio sostenible y cocina con raíces.

Se celebrará, así, un concurso de tapas en los bares de Buñol, en el que cada participante aportará dos de estos platos. Uno deberá tener tomate entre sus ingredientes; el otro, contar con un producto proveniente de un punto a menos de 100 kilómetros de distancia. Asimismo, los visitantes podrán asistir a un concurso de cóctelesy a dos catas de vinos de Bodegas Vegamar.

Además del concierto que organizará la Berklee College of Music, la feria coincidirá con dos conciertos de la XIII Bienal de Música: uno de la Joven Orquesta de la Generalitat Valenciana, el 25 de julio, y otro de la Banda Sinfónica del Centro Instructivo Musical La Armónica, al día siguiente.

En la plaza Marcelino Camacho, se montarán stands de empresas que comercializan productos tradicionales de la Comunidad Valenciana. Y a lo anterior se sumarán proyecciones de documentales gastronómicos, charlas, y mesas redondas. También se impartirá un taller gastronómico en el que se fomentará la cocina típica de interior, guiado por el chef del restaurante K-Anròs de Alcáser.

Todo por ir más allá de la guerra roja. Aunque, eso sí, Buñol tendrá todo preparado para que, como todos los veranos, el último miércoles de julio —este año cae el día 30—, vuelva a haber tomate para todos.

Más información