San Sebastián estrena la primera calle “inteligente” de Euskadi

La iniciativa 'Smart Kalea', resultado de una colaboración publico-privada entre el Ayuntamiento y el Gobierno vasco, busca fomentar la sostenibilidad medioambiental y la concienciación de la sociedad vasca

La calle Mayor de San Sebastián adornada con banderas de la iniciativa "Smart Kalea".
La calle Mayor de San Sebastián adornada con banderas de la iniciativa "Smart Kalea".Javier Hernández

La calle Mayor, una de las vías más emblemáticas de la Parte Vieja de San Sebastián, será a partir de ahora la primera calle "inteligente" en Euskadi gracias a la iniciativa Smart Kalea, desarrollada por el Ayuntamiento de la capital guipuzcoana y Gobierno vasco,  que buscan "fomentar la sostenibilidad medioambiental" utilizando los avances tecnológicos y promoviendo el ahorro de consumo de energía entre los comercios, la restauración y los vecinos de la zona.

Esta mañana el concejal de Deportes y Desarrollo Económico, Josu Ruiz, ha estado acompañado por Nora Mendoza, portavoz de Fomento de San Sebastián, que ha explicado el funcionamiento y los primeros resultados de una iniciativa que servirá "de escaparate" para que el ahorro de energía "conciencie" a la ciudadanía vasca.

El objetivo de este proyecto es la "eficiencia energética" gracias a la "optimización y actualización" de las instalaciones obsoletas. Para ello el consistorio ofrece una asesoría especializada a los comercios y las familias participantes para poder "modernizar" sus sistemas de iluminación y ser más "eficientes" a nivel medioambiental.

Mendoza ha señalado algunos de los resultados que han podido monitorizar gracias a los contadores inteligentes. Así, por ejemplo, el cambio a bombillas LED ha permitido obtener reducciones en consumo de más de 5.600 kilovatios al año, lo que ha supuesto un ahorro económico de más de 1.000 euros anuales. En otros casos se han detectado ahorros potenciales de hasta 6.000 euros al año. En el caso del agua, "hay casos en los que se superan el 50% del ahorro".

Jon Estala, responsable de la comunicación de la tienda "Noventa Grados", uno de los establecimientos que participan en el proyecto, ha presenciado el acto y ha admitido que gracias al asesoramiento tecnológico del Plan Smart Kalea están notando una "reducción" en el consumo de energía.

Por su parte, Mendoza ha subrayado que la implantación de este nuevo sistema de ahorro permitirá que la calle Mayor se convierta en un "modelo" y una referencia para el resto de las ciudades del territorio. "Es un esfuerzo del que todos se benefician".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Uno de los próximos objetivos será convertir el alumbrado de la calle Mayor en un sistema de iluminación inteligente basada en luminarias red. Según los organizadores, los beneficios de este nuevo sistema son "el ahorro de energía, la reducción en costes económicos, la monitorización del sistema, la programación en modo remoto y una mejora en las tareas de mantenimiento".

Por el momento son 23 comercios y más de una veintena de domicilios los que ya han instalado el contador de energía, a los que se ha unido la iglesia de Santa María. El plazo de inscripción para que las viviendas instalen medidores de energía está abierto hasta el próximo 27 de julio.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS