Barcelona se sitúa en el top ten de ciudades con perspectivas de futuro

La capital catalana destaca en congresos, cruceros y producción científica

En la capital catalana hay todavía más de 102.000 personas sin trabajo y el día a día sigue siendo muy difícil para muchas familias pero tras analizar 29 indicadores económicos la Cámara de Comercio ha llegado a la conclusión que “Barcelona va cada vez mejor” y que ya se ha situado en un “contexto de recuperación económica”, según palabras de su presidente, Miquel Valls.

Los indicadores —que utilizan fuentes oficiales— reflejan que la capital catalana ha escalado 15 posiciones en dos años hasta situarse en el número siete en la clasificación de ciudades europeas con mejores perspectivas de futuro. Por detrás de Barcelona aparecen urbes de la talla de Berlín o Ámsterdam. Además de este ascenso, los indicadores dejan claro que Barcelona ya se ha instalado en la parte más alta de la clasificación en cuanto a organización de congresos internacionales (cuarta en el listado mundial) y en cuanto a la recepción de cruceros de Europa (primera desde hace siete años). Otro indicador que deja a Barcelona en muy buen lugar es el de la producción científica: en 2005 ocupaba el lugar número 27 y ya se ha situado entre las once primeras a nivel mundial.

El informe también evalúa la posición de las marcas globales. La Marca Barcelona consigue un 15,8 sobre 20 y se sitúa en el sexto lugar, por detrás de París y Seúl. “En muchos indicadores, Barcelona se sitúa en el top ten a nivel europeo y mundial”, concluyó el jefe de Gabinete de Estudios Económicos de la Cámara de Comercio, Joan Ramon Rovira.

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, celebró los datos del informe y aseguró: “Estoy convencido de que Barcelona y su área metropolitana nos sacarán de la crisis”. A pesar de esto, Trias recordó que todavía hay un “paro insoportable” y evitó discursos triunfalistas. El alcalde defendió que todas las mejoras económicas “tienen que lograr que la gente viva mejor y esta es una de las tareas más importantes del Ayuntamiento de Barcelona”.

Valls recordó que las cifras de ocupación “crecen desde el mes de febrero” en Cataluña pero reconoció que “costará resolver el problema del paro”. En este sentido avisó que las buenas perspectivas económicas que muestra el informe “tardarán en notarse en la calle”.

El alcalde de Barcelona aprovechó la presentación del informe para salir en defensa del actual modelo turístico de la ciudad, después de que se hayan producido algunas tensiones en espacios como La Boqueria ante la presencia masiva de visitantes: “Es cierto que el turismo nos influye y que puede cambiar algunos hábitos de nuestras vidas pero todos los turistas que visitan Barcelona quieren pasear por las Ramblas y contra esto es imposible luchar”, dijo. El alcalde añadió: “Hay que encontrar el difícil equilibrio, pero el peor conflicto sería perder el turismo”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS