Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP disuelve Aguas de Jerez tras privatizar su gestión

El Ayuntamiento encabezado por María José García Pelayo asume una deuda de 115,9 millones

María José García Pelayo.
María José García Pelayo.

El gobierno municipal de Jerez (PP) ha aprobado la disolución de la empresa municipal de Aguas (Ajemsa). Es el punto y final al proceso de privatización de la gestión de este servicio público básico.

La compañía Aqualia opera en la ciudad desde abril de 2013. La firma se hizo con el control del ciclo integral del agua y absorbió a 80 de los 85 empleados públicos. La mercantil Aguas de Jerez se quedó entonces sin personal y sin servicio que prestar, así es que la alcaldesa, María José García Pelayo, ha dado el último paso: integrar en el Ayuntamiento el ente y los cinco trabajadores que quedaban en la empresa del Consistorio.

La disolución e integración conlleva que el Ayuntamiento también asuma los activos y los pasivos de la sociedad, es decir, locales de oficina, varios garajes donde los operarios de inspección y mantenimiento aparcaban los coches de Ajemsa y una deuda de 115,9 millones.

Ningún grupo de la oposición aprobó la operación. Joaquín del Valle, portavoz de IU, fue el único que hizo uso de la palabra en el pleno y habló de “tropelía”. Subrayó que la Administración local asume un pasivo de 115,9 millones de euros mientras que ingresa por el canon de la privatización del servicio durante 25 años un total de 80,1 millones de euros, de los que ya ha habido que destinar 30 millones a cancelar un préstamo con Unicaja vinculado a la concesión administrativa.

El PP defiende que ese monto es la inyección de liquidez que le permite reducir una deuda municipal de más de 1.000 millones.