Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duran pacta con Mas su continuidad al menos hasta la consulta catalana

El líder de Unió Democràtica se mantendrá como portavoz de CiU en el Congreso

Artur Mas y Josep Antoni Duran, líderes de Convergència y de Unió, respectivamente, se conjuraron ayer para evitar una imagen de ruptura de la federación nacionalista que haga saltar por los aires la consulta de autodeterminación del próximo 9 de noviembre.

Después de trascender la intención de Duran de dejar su puesto como número dos de la formación y la amenaza de Convergència de retirarle también la portavocía del grupo de CiU en el Congreso, Duran dio ayer un paso atrás. Aseguró que se mantendrá como portavoz y que solo dejará la secretaría general de la federación nacionalista si así lo acuerda con Mas. La intención del presidente catalán, que Duran ha aceptado, según fuentes del Gobierno de la Generalitat, es que el democristiano se mantenga en el cargo como mínimo hasta la consulta de autodeterminación.

Unió convocó en la mañana de ayer una reunión extraordinaria de su cúpula para abordar el asunto. Duran aseguró a la salida que continuará “sin duda” como portavoz de la federación en la Cámara baja y como líder de Unió y que nadie le debe “enterrar políticamente”. Respecto al resto de cargos, singularmente la secretaría general de CiU, aseguró que no tomaría ninguna decisión sin consultar antes con Artur Mas. Ambos hablaron el domingo y también ayer.

Posteriormente, ya en Madrid, Duran añadió que el motivo que le lleva a reflexionar sobre su marcha no es la consulta de autodeterminación, que volvió a apoyar, sino el inmovilismo que observa en el Gobierno en asuntos como la cuestión catalana. El entorno del presidente catalán celebró ayer que Duran no cuestione la consulta. De hecho, las discrepancias entre ellos se refieren básicamente a qué hacer si la consulta no puede celebrarse. Duran no quiere unas elecciones catalanas en clave plebiscitaria sobre la independencia, algo que no se descarta en Convergència.

Pujol: Duran está decepcionado por la falta de diálogo del Gobierno

EP

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol (CiU) interpreta que el motivo de la posible marcha del portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, es que éste "se debe de sentir un poco incomprendido y decepcionado" porque ha comprobado un silencio total del Estado cada vez que él ofrece diálogo. "Así me parece interpretar el sentido (de sus palabras)", ha dicho.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, el expresidente catalán ha opinado que Duran, líder de Uniò Democrática de Catalunya (UDC) y secretario general de CiU, debería continuar implicado en la federación porque "defiende muy bien" a CiU en Madrid y porque la propia CiU ha demostrado ser muy útil desde 1978.

"Creo que debería continuar, porque desde 1978 se ha demostrado que lo que representa CiU ha sido muy útil a Cataluña, pero también a nivel español", ha señalado. Sin embargo, ha insistido en que "Duran sabe muy directamente que el Estado no negocia, se ha hartado de decir estos días que hay un silencio total". Sin embargo, ha opinado que el democristiano defiende muy bien a CiU y ha confiado en que finalmente no se marche.

Aunque Duran y Mas intentaron zanjar la enésima crisis de la federación, Convergència sigue muy molesta porque entiende que Duran ha faltado al respeto a su secretario de Organización, Josep Rull, quien especuló con retirarle la portavocía de CiU en el Congreso. Por esta razón CDC ha convocado para mañana una reunión extraordinaria de la dirección.

El objetivo de Mas en esta reunión será calmar a los cuadros del partido, que de forma muy mayoritaria dan a Duran por amortizado después de más de 30 años en la primera línea política y consideran que la federación con Unió resta más que suma en estos momentos. Mas, en cambio, opina que cualquier división resulta nociva y que el proceso soberanista catalán debe basarse en la suma de sensibilidades y no en la resta.

El fundador de Convergència y expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, insistió también ayer en este sentido. Los dirigentes de Convergència críticos con el líder de Unió aceptan que la última palabra en este sentido la tiene Artur Mas.

El malestar con Duran también ha alcanzado esta vez a las filas de Unió. Algunos de sus dirigentes consideran que el líder democristiano debe evitar cualquier paso en falso y actuar de forma colegiada con el resto del partido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información