Los alumnos de Primaria pasarán de tener cinco a seis clases diarias

Según el borrador autonómico de la LOMCE, todas las sesiones durarán tres cuartos de hora

Alumnos de quinto de Primaria en un colegio de Valencia.
Alumnos de quinto de Primaria en un colegio de Valencia.Santiago Carreguí

El principal cambio horario que introduce la Consejería de Educación en la enseñanza Primaria para el próximo curso es la reducción de todas las clases (o sesiones) a tres cuartos de hora, frente al curso actual, que son indistintamente de una hora o 45 minutos. Así lo recoge el borrador del decreto del Consell por el que se establece el currículo y se ordena esta etapa educativa en la Comunidad Valenciana. La consecuencia es que en lugar de cinco sesiones diarias —tres matinales y dos vespertinas— los alumnos de Primaria valencianos tendrán cuatro de mañana y dos de tarde.

 Tres de esas clases serán cada día de matemáticas, castellano y valenciano, materias instrumentales que en primer curso ocupan el 57% del horario, proporción que baja en los últimos cursos. En el caso de matemáticas, con seis sesiones semanales, habrá un día en el que los alumnos pueden tener dos clases de 45 minutos. El borrador habla de “una duración mínima” y advierte que “los centros docentes podrán adaptar esta distribución”, pero al mismo tiempo dice que deberán “respetar” el número de sesiones semanales de 45 minutos por curso.

Para Vicent Ripoll, presidente de la Asociación de Directores de Primaria e Infantil, la idea de 45 minutos “no es mala”; el problema es la unificación, todas las sesiones de esa duración. No es lo mismo la clase de tarde, donde “puede ser bueno acortar la duración, porque la atención baja”, que la de mañana. “Si nos hubieran pedido una propuesta a los directores, habría sido más flexible, de manera que se pudieran ajustar horarios diferentes”. Ripoll ve la propuesta de decreto de la Administración —que todavía ha de ser “abordado en las distintas mesas de participación social”— como “una compresión de horarios, que se suma a las apreturas de aulas con hasta 30 alumnos, todo comprimido y por tanto”, concluye, “una mayor presión”. Con la reducción horaria, valora el Sindicat de Treballadors de l’Ensenyament (STEPV), “el profesorado habrá de hacer un nuevo esfuerzo para adaptar su práctica didáctica y pedagógica a los nuevos horarios, sin casi tiempo para prepararse porque el curso comienza el día tres de septiembre”. La presidenta de la Confederación de AMPA Gonzalo Anaya, Loli Tirado, considera “muy preocupante” esta estimación horaria. Piensa que “no es realista, y que se pierde un 10% de tiempo, especialmente en las materias que implican desplazamiento dentro del centro”. CC OO del PV considera por su parte que la implantación precipitada de la LOMCE en el inicio de curso supondrá un “grave problema” para la organización en los centros.

La asignatura que más tiempo gana con respecto a la actual distribución horaria es inglés, que se impartirá en tres sesiones semanales durante toda la etapa, subrayaba Educación en un comunicado. Así “se duplica su presencia horaria en primero y segundo frente al horario del curso 2013-14”, con el fin de incrementar la “inmersión” y “adquirir una buena base lingüística”. También destacaba que “habrá una mayor presencia de la música dentro de la Educación Artística” (que incluye también Plástica) y que esta asignatura “mantendrá el mismo peso que hasta ahora”, con tres sesiones semanales de primero a cuarto y dos sesiones en quinto y sexto. El STEPV cuestionaba este aumento: si las tres sesiones del curso actual suman tres horas, la propuesta para el curso próximo suma dos horas y cuarto, lo que supondría una reducción horaria real.

Más novedades. El nuevo decreto de Primaria desvela el nombre definitivo de la nueva asignatura de libre configuración autonómica que la consejera María José Català anunció ya el año pasado, para dar a conocer “el patrimonio cultural, material e inmaterial” valenciano, así como el “natural y humano” de la Comunidad Valenciana. Se llamará Cultura Valenciana y se impartirá en una sesión semanal de 45 minutos y solo en quinto curso.

Los centros dispondrán, además, de una hora lectiva en quinto y sexto “de libre disposición”, que deberán dedicarse “a la ampliación o refuerzo de las áreas troncales y del Área de Valenciano: lengua y literatura”, de acuerdo con lo que “cada colegio establezca semanalmente para cada curso de la etapa”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS