Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ‘vacaciones fiscales’ siguen enfrentando a los partidos

El PP dice que la multa ha sacado el perfil “euroescéptico y antieuropeo” de Urkullu

La multa de 30 millones de euros que ha impuesto el Tribunal de la UE a las instituciones vascas por retrasarse en la recuperación de unas ayudas fiscales que concedió en los noventa y que finalmente fueron declaradas ilegales, sigue coleando.

Las instituciones vascas y los partidos políticos no acaban de cerrar la polémica que les enfrenta y que se centra en el modo de repartirse el pago de la multa. Tanto el consejero portavoz, Josu Erkoreka como el de Hacienda, Ricardo Gatzagaetxebarria, ha asegurado este viernes que no habrá reunión del Consejo de Finanzas hasta que no haya un acuerdo. “No es mi estilo fijar a los demás lo que tienen que hacer”, ha dicho.

El diputado general de Gipuzkoa, Martín Garitano, ha comparecido este viernes junto con la diputada de Hacienda y Finanzas, Helena Franco: “La Diputación de Gipuzkoa tendría grandes dudas sobre acudir o no a un consejo extraordinario, sobre todo si no hay un acuerdo previo”, ha dicho.

Por su parte, la secretaria general del PP vasco, Nerea Llanos, ha señalado que la multa de 30 millones ha sacado el perfil “euroescéptico y antieuropeo” del lehendakari, Iñigo Urkullu, quien criticó a la UE por actuar “sin alma” frente a Euskadi.

La coordinadora general de Ezker Anitza-IU, Isabel Salud, ha descrito de forma crítica cómo ahora Diputaciones y Gobierno vasco “se pelean” por ver quién paga la multa, pero lamentó que, al final, la acabarán “pagando a escote”, como siempre acaba sucediendo en este tipo de multas y sobrecostes, los ciudadanos vascos.

UPyD solicitó directamente la supresión de los Conciertos vasco y navarro.