Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nativel Preciado, nuevo Premio de Novela Fernando Lara

La periodista madrileña ha obtenido el galardón con una obra que retrata su profesión en la España de la década de los setenta

Nativel Preciado, en un retrato de 1999. Ampliar foto
Nativel Preciado, en un retrato de 1999.

La escritora y periodista Nativel Preciado ha obtenido el Premio de Novela Fernando Lara con un retrato de la profesión periodística en la España de los años 70, una historia que parte del homenaje a una reportera gráfica de aquellos años y que recoge también "la eclosión de las ideologías radicales", según adelanta la breve sinopsis de la obra que la autora presentó con el título de El hilo rojo, y bajo el seudónimo de Rita Lucas. El premio, dotado con 120.000 euros, lo convocan la Fundación José Manuel Lara y la Editorial Planeta y, además, cuenta con la colaboración de la Fundación AXA.

El título real de la novela es Canta sólo para mí. "La historia de un amor loco entre una reportera gráfica y un periodista en tiempos difíciles en los que en España todavía estaba prohibido casi todos y ellos lucharon para defender la libertad", dijo anoche una emocionada Nativel Preciado minutos después del fallo del jurado. "La novela es un homenaje a los jóvenes con ansias de libertad y a todos los que lucharon por las cosas que ahora nos parecen ser inamovibles", añadió.

El jurado de la 19ª edición de este galardón, uno de los mejores dotados en España, eligió la obra de Preciado entre 10 novelas finalistas, de las 257 que se habían presentado a concurso. El fallo, como en ediciones anteriores, se reveló este viernes al final de una cena en el Real Alcázar de Sevilla. Y, también como es costumbre —ya que la fundación invita siempre a los finalistas—, la autora estaba entre los invitados. El jurado de este año ha estado compuesto por Fernando Delgado, Pere Gimferrer, Ana María Ruiz-Tagle, Clara Sánchez y Emili Rosales

Nativel Preciado (Madrid, 1948) ha elegido un mundo que conoce a la perfección para ambientar esta novela, puesto que la periodista fue cronista parlamentaria durante la Transición y lleva más de tres décadas ejerciendo su oficio en medios de prensa, radio y televisión. Desde 1991, cuando salió Fuera de campo (Ediciones B), ha publicado 11 obras, entre ellas El egoísta, con la que fue finalista en el Premio Planeta de 1999.

Si yo tuviera 100.000 seguidores, la última de sus obras publicada por Planeta en 2012, lleva por subtítulo Cómo seguir en la brecha cuando el mundo se mueve a tus pies, y es precisamente eso, un análisis de los profundos cambios que profesionalmente ha experimentado su generación y una advertencia de que "el mundo no se cambia desde los trending topics". En su anterior libro, Nadie pudo con ellos (Espasa, 2011), la escritora recupera la memoria de la resistencia franquista, personas anónimas que lucharon en Madrid. "Son héroes que no han ganado batallas, pero que se han jugado la vida con muchos gestos, personas que se han limitado a hacer lo que tenían que hacer", explicó en 2011 la escritora.