La brecha social en Cataluña ha crecido por encima de la UE durante la crisis

Las desigualdades aumentan mientras caen el gasto social y la presión fiscal, denuncia CC OO El sindicato alerta de que los parados de larga duración se han multiplicado por diez

La desigualdad, la brecha entre ricos y pobres, ha aumentado en Cataluña durante la crisis mientras caen el gasto social y la presión fiscal. El crecimiento de la brecha llega hasta el punto de que si en 2005 la comunidad presentaba unos índices de desigualdad inferiores a la media europea, en 2011 (último año del que hay datos), está por encima. Lo revela un informe del Centro de Estudios e Investigaciones Sindicales (CERES) del sindicato CC OO presentado en la mañana de hoy. Muestran este aumento de la desigualdad indicadores como el porcentaje de renta mediana, la tasa Arope de riesgo de exclusión social o el indicador 80/20 (compara los ingresos del 20% de la población que más ingresa con los del 20% que menos).

En todos ellos Cataluña estaba por debajo de la media de los países de la Unión Europe en 2005 y en todos ellos actualmente está por encima. Por ejemplo la tasa de riesgo de pobreza era del 24,4% en el conjunto de la UE y en 2011 del 24,8%. Pues bien, en Cataluña ha saltado del 23,3% al 28,2%. La evolución de la renta de acuerdo con el indicador S80/S20 muestra que si los países europeos se han mantenido en un valor de 5 (el 20% que más ingresa quintuplica los ingresos del 20% que menos ingresa), en Cataluña se ha pasado de no llegar a este valor (4,59 en 2005) a superarlo ampliamente (5,9 en 2011).

El estudio subraya otros aspectos, como el hecho de que las personas que llevan más de un año en paro se han multiplicado por 10 en este periodo; y las que viven en hogares donde no trabaja nadie, se han multiplicado por 6. El caso del paro de larga duración es especialmente dramático, porque la mitad de los parados llevan un año sin encontrar trabajo, un 30% más de dos años y un 22%, más de tres años. El informe también incide en la pobreza laboral, el porcentaje de trabajadores que pese a tener empleo están por debajo del umbral de la pobreza: en Cataluña representan el 11,7% de los trabajadores catalanes, cuando en 2005 era del 8,6%. La media europea es del 9,1%.

El estudio compara todos estos indicadores con la evolución del gasto social (en Cataluña cae del 9,7% del PIB al 9,4% en 2010 pese a la persistencia de la crisis) y con la reducción de la presión fiscal, que desde el inicio de la crisis ha caído en 5,4 puntos porcentuales, "la mayor caída de todos los países de la UE". En 2012 la presión fiscal media en los 27 países de la unión es del 39,7%, mientras que en Cataluña es del 33%.

El secretario general de CC OO, Joan Carles Gallego, ha atacado el actual modelo fiscal --"que aprieta más a las clases trabajadoras porque pagan lo que les corresponde al contrario de lo que hacen las grandes fortunas"-- y ha defendido que "hay otras formas de gestionar la crisis que podrían reducir las desigualdades". Gallego ha abogado por medidas como una reforma fiscal o la aprobación de la Renta de Ciudadanía para evitar "el crecimiento de las bolsas de exclusión social". También ha criticado el descenso del gasto en políticas sociales: "Quien hace de elemento corrector son las políticas públicas, y si caen hay menos posibilidades de atacar las desigualdades", ha criticado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS