Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cantos declara que una empresa recibió 300.000 euros sin informes

El exdirectivo afirma que Pérez-Sauquillo le ordenó “efectuar con urgencia un informe porque el proyecto tiene alta consideración”

Cristóbal Cantos.
Cristóbal Cantos.

El exdirector de Promoción de Invercaria Cristóbal Cantos ha declarado este jueves ante el juez que investiga las presuntas irregularidades en la entidad de capital riesgo que la empresa Fumapa recibió 300.000 euros sin los informes obligatorios. Según Cantos, el escrito de medio folio firmado por él, “en absoluto, era una propuesta de inversión” sino un “informe preliminar” condicionado a que se cumplieran una serie de condiciones. En esta pieza separada del caso Invercaria, el magistrado investiga dicha inversión en la empresa jiennense, que pocos después entró en concurso de acreedores.

En su declaración, Cantos ha mantenido que el expresidente de la empresa pública Tomás Pérez-Sauquillo le aseguró que dicho informe preliminar era positivo a lo que el exdirectivo le alertó de que “hacían falta una serie de comprobaciones”. Ante esta recomendación, Cantos ha asegurado que el expresidente le ordenó “efectuar con urgencia un informe porque el proyecto tiene muy alta consideración” y “le llamaban de la consejería”, informa Efe.

Para Pérez-Sauquillo, quien también ha declarado este jueves ante el juez, el problema en el expediente de Fumapa es que falta documentación, en concreto, la propuesta de inversión. El expresidente ha asegurado que aunque en julio de 2008, cuando se concedió la ayuda, no lo echaba de menos, ahora no recuerda si entonces vio esa documentación. Pérez-Sauquillo ha mantenido además que, después de reunirse con directivos de la empresa jiennense, habló con el consejero de Innovación, en aquellos años Francisco Vallejo, y que este le comentó que Fumapa “era una empresa seria y que llevaba muchos años”.

Asimismo, el expresidente ha asegurado que estaba seguro de que el proyecto de inversión pasó por el comité de dirección de Invercaria y que la concesión definitiva de la ayuda, el 1 de julio de 2008, “no se aprobó a la ligera” pues, entre otros datos, se tuvo en cuenta que Fumapa había tenido en 2007 unos beneficios de unos 20.000 euros.