Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO, LAB y UGT arremeten contra la reforma de la ley del aborto

Los sindicatos vascos piden mejoras ante el retroceso de las condiciones de las mujeres

CC OO, LAB Y UGT durante la marcha en favor de los derechos de las mujeres
CC OO, LAB Y UGT durante la marcha en favor de los derechos de las mujeres EFE

Sindicatos vascos han reclamado hoy en las calles de Euskadi mejoras en las condiciones laborales de las mujeres, ante el retroceso en sus derechos que detectan en el ámbito laboral, y han rechazado la reforma de la ley del aborto planteada por el Gobierno al considerarla "un ataque" a la mujer. En la víspera de la conmemoración mañana del Día Internacional de la Mujer, los sindicatos LAB y CC OO y UGT de Euskadi han desarrollado diversas movilizaciones en el País Vasco en defensa de los derechos del colectivo femenino. Miembros de CC OO han acudido en manifestación hasta la sede del PP en Bilbao en demanda de que el Gobierno central retire el anteproyecto de ley del aborto que ha presentado por considerarlo un "ataque frontal a los derechos de las mujeres", ha indicado la responsable del área de la Mujer de la central, Feli Piedra.

Es necesario un plan de empleo que genere empleo de calidad"

Encabezaba la marcha una pancarta reivindicativa portada, entre otros, por el secretario general de CCOO de Euskadi, Unai Sordo, y precedida por dos personas disfrazadas de obispo y de mujer embarazada y una tercera con una careta en su rostro con la imagen del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. Entre los manifestantes, se han escuchado gritos como "Gallardón dimisión" y "No nos da la gana aguantar talibanes con sotana". La responsable del área de la mujer de CCOO de Euskadi también ha reclamado mejores condiciones de trabajo para las mujeres al considerar que éstas "cada vez se están precarizando más", al incrementarse entre ellas la tasa de empleo a tiempo parcial, así como la brecha salarial entre hombres y mujeres. Para conmemorar el 8 de Marzo, el sindicato LAB ha desarrollado movilizaciones en distintas localidades vascas frente a instituciones, organismos públicos y empresas.

En una concentración llevada a cabo frente a la torre Iberdrola en Bilbao, la secretaria de la Mujer de la central abertzale, Zaloa Ibeas, ha denunciado la destrucción de empleo entre el colectivo de mujeres, sobre el todo, la que se produce "de manera silenciosa, sin grandes expedientes", a través de despidos individuales. La sindicalista también ha criticado la destrucción de empleo en el sector público, por tener "un impacto muy grande entre las mujeres". La representante de LAB ha reclamado un plan de empleo para la generación de puestos de trabajo "de calidad" y que esté dirigido a "superar las discriminaciones que por razón de sexo se dan hoy en el mercado laboral". Según ha criticado, el plan de empleo del Gobierno Vasco "no contempla la variable género y va a perpetuar la discriminación" contra las mujeres. También UGT de Euskadi se ha movilizado en Bilbao, donde ha desarrollado una concentración reivindicativa en la céntrica plaza Moyua, en la que ha tomado parte el secretario general de la organización, Raúl Arza.

La ley del aborto es un nuevo ataque a las mujeres"

La responsable del área de Igualdad del sindicato, Emilia Málaga, ha puesto de manifiesto que este año el Día Internacional de la Mujer está marcado por la reforma de la ley del aborto, que, a su juicio, constituye "un nuevo ataque contra las mujeres". La sindicalista ha señalado que también hay que denunciar "un retroceso" en los derechos de las mujeres en el ámbito laboral. Según ha indicado, las reformas laborales "han desregulado de tal manera" las condiciones y tiempos de trabajo que están haciendo que "muchas mujeres se vean obligadas a renunciar a su trabajo y a cuidar de menores y personas dependientes". La representante de UGT ha considerado "una vergüenza" la manera en la que se está usando el contrato a tiempo parcial. De acuerdo con sus datos, en Euskadi en el último año los hombres han firmado 84.000 contratos de este tipo, muchos menos que los casi 185.000 suscritos por las mujeres. La responsable sindical ha denunciado que no se adopten medidas para combatir esta realidad pese a las declaraciones institucionales en favor de la igualdad y del diálogo con los sindicatos.