Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Cámara corta el intento de EH Bildu de crear una ponencia penitenciaria

PP y UPyD reprochan a la coalición que quiera iniciar este debate a favor de los presos de ETA

Julen Arzuaga (EH Bildu) conversa con Iñigo Iturrate (PNV) en la Cámara
Julen Arzuaga (EH Bildu) conversa con Iñigo Iturrate (PNV) en la Cámara

Los partidos han echado atrás este viernes en el Parlamento la iniciativa del parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga para crear una ponencia que estudie la política penitenciaria. Arzuaga quería realizar un análisis de la competencia, pendiente de transferir desde la aprobación del Estatuto de Gernika, y ha indicado que “no controlamos” las prisiones. Por todo ello, ha reclamado la creación de ese grupo de trabajo a puerta cerrada –que escuche a técnicos juristas y “por qué no, a los propios presos y presas”- que analice el “modelo” que Euskadi desea para el momento en que se produzca esa transferencia. Pero el PNV se ha abstenido y el resto han votado en contra, lo que ha supuesto que la proposición no de ley decaiga.

EH Bildu no ha hecho alusión específica a los presos de ETA, pero sí ha resaltado que en las tres cárceles vascas –Zaballa, Martutene y Basauri- hay una población reclusa de 1.400 personas y otros 800 presos “en el resto del Estado”, aunque “más de la mitad de la población reclusa están en la calle, siguiendo sus itinerarios de reinserción”, le ha matizado la portavoz socialista Miren Gallastegui. PP y UPyD han reprochado a la coalición que quiera iniciar este debate a favor de los presos de ETA. Gorka Maneiro ha defendido que la competencia “está bien donde está, EH Bildu pretende controlar las cárceles y la primera medida que tomaría sería abrir sus puertas para sacar a los presos de ETA”. Y ha criticado el “cinismo político” de la coalición, a la que ha negado la “legitimidad” para hablar de derechos humanos y de dignidad.

El PNV, que reclama desde el Gobierno la transferencia de la competencia de prisiones y que ha impulsado o apoyado la petición de la transferencia desde el Legislativo en varias ocasiones, ha rechazado apoyar la propuesta porque “no trae ningún beneficio, si siguiésemos ese camino, habría que crear otras 26 ponencias [para el resto de no transferidas]”. También Nerea Llanos (PP) ha resaltado que el foro para hablar de la política penitenciaria sería en todo caso una comisión mixta entre el Gobierno vasco y el central.

Llanos ha asegurado que la transferencia no será una realidad hasta que se “alcance una situación de normalidad que todavía no está plenamente alcanzada”. Iturrate le ha respondido: “Antes era la existencia de ETA lo que justificaba para ustedes la no transferencia de la competencia, ahora que ha abandonado , ¿cuál es? ¿Habrá que esperar que salga el último preso de ETA de la cárcel? No se puede actuar con esa desfachatez, no se puede recriminar al resto de partidos no cumplir la ley y al mismo tiempo incumplir conscientemente la ley”.

Un enfadado Arzuaga ha acusado a PP y UPyD de ser los “adalides del cerrojo, de la venganza y de la pena capital”. Este último comentario ha enfadado a su vez a Maneiro, que ha dicho que los únicos que defienden la pena capital “durante años han sido ETA y los representantes políticos de ETA, entre ellos el que acaba de hacer de portavoz”. Llanos ha dado idéntica respuesta y ha criticado que EH Bildu hable de reinserción cuando “la banda prohibía a los presos las medidas de reinserción”, y ha recordado el caso de Yoyes.