Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escola luchará en los tribunales contra la eliminación de aulas en valenciano

La entidad arguye que Educación no ha tenido en cuenta el criterio lingüístico

Vicent Moreno y Verònica Cantó, en el centro y con chapa junto a el resto de participantes en el acto.
Vicent Moreno y Verònica Cantó, en el centro y con chapa junto a el resto de participantes en el acto.

Escola Valenciana responderá en los tribunales a lo que públicamente ha considerado el mayor ataque en años a los programas de enseñanza en valenciano. La acción más inmediata será presentar un recurso contencioso-administrativo en el Tribunal Superior de Justicia contra la resolución de ajuste escolar de la consejería de Educación publicada el pasado martes, 18, en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana. Con esta resolución, que determina las modificaciones en el catálogo de unidades y puestos de trabajo de los colegios públicos para el curso 2014-15, “la consejera María José Català, ha sentenciado el cierre de seis escuelas de enseñanza en valenciano, así como la supresión de centenares de unidades educativas en valenciano de infantil y primaria”.

Lo denunciaba este martes en rueda de prensa Vicent Moreno, presidente de la plataforma cívica, cuyo trabajo a favor de la educación plurilingüe había obtenido un día antes el espaldarazo del premio internacional Linguapax, una ONG creada por la Unesco para la protección de la diversidad lingüística. El principal argumento para llevar adelante este proceso jurídico es que “el arreglo escolar no ha tenido en cuenta el criterio lingüístico a la hora de suprimir unidades”, explicaba Moreno.

Se dan casos, agregó en esta comparecencia que compartió en La Nau con el director del servicio de Política Lingüística de la Universitat de València, de poblaciones que se quedan sin oferta de enseñanza en valenciano, y por lo tanto, “no se garantiza el derecho básico de todo alumno a recibir enseñanza en nuestra lengua”. Cabe recordar que este último argumento era esgrimido por la familia que recientemente reclamó vía administrativa al ministro José Ignacio Wert, ser indemnizada por los gastos de escolarización de su hija en valenciano durante cuatro años en un centro concertado, tras ser rechazada una línea en valenciano en colegio de Xirivella.

La plataforma avanza tres meses su habitual campaña de matriculación

Pero la batalla legal probablemente no quedará ahí. Moreno informó de que estudian una petición de suspensión cautelar del arreglo escolar y de que recomendarán y asesorarán a las escuelas afectadas en caso de interponer recurso de reposición contra la supresión de unidades. Representantes de algunos de esos centros estaban ayer en el Aula Magna de La Nau.

Asistieron miembros del AMPA del Ciutat de Cremona, de Alaquàs, un colegio que, si prospera el plan de la Administración, perderá la única unidad de tres años que le quedaba (tiene tres líneas), y por tanto, previsiblemente entrará en un lento proceso de extinción al carecer de esa vía de entrada. Un caso equiparable al del más pequeño colegio Sara Fernández, del barrio de Sant Marcel·lí en Valencia, cuya única línea en valenciano se verá estrangulada al cerrarse la unidad de tres años.

El director del Sara Fernández se encontraba también en La Nau junto a la directora del vecino colegio Ramiro Jover y representantes de los sindicatos STEPV, CC OO-PV y FETE-UGT, amén de fuerzas políticas como Compromís o Esquerra Unida. La secretaria de la Acadèmia Valenciana de la Llengua, Verònica Cantó, apoyaba también este acto convocado para presentar la tradicional campaña de matriculación de Escola Valenciana, dirigida a promocionar la solicitud de plazas de enseñanza en valenciano con vistas al periodo de escolarización que se abrirá en mayo.

Nunca habían empezado la campaña con tanta antelación, hizo notar Vicent Moreno. Bajo el lema “Si vols qualitat, marca’t un punt: Matricula en la nostra escola”, la campaña se anticipa tres meses, lo que da una idea de lo excepcional que resulta la situación actual para las asociaciones que promueven el uso y aprendizaje del valenciano.