Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ganaderos denuncian doce ataques de lobos en el valle del Lozoya desde octubre

Medio Ambiente rebaja la cifra a seis asaltos y asegura que están dentro de la normalidad aunque la población de la especie ha aumentado

La Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la Comunidad de Madrid (Ugama) ha denunciado 12 ataques a sus rebaños desde octubre pasado, supuestamente de lobos, que han provocado la muerte de 40 animales. A la Consejería de Medio Ambiente solo les constan seis asaltos, una cifra que aseguran “está dentro de lo normal, incluso habiendo aumentado el número de lobos en la región”. La cabaña total en esa zona es de 62.000 cabezas de ganado.

Sin embargo, desde Ugama aseguran que “los ataques están aumentando día a día”. Los asaltos pueden provenir de lobos o de perros asilvestrados. Los ganaderos advierten también de que la compensación económica que reciben del Gobierno regional se queda “muy por debajo del coste real que les supone la pérdida de sus animales. “Por un ternero pagan 150 euros y por un cordero 15, cuando reponer a un ternero cuesta 1.000 euros y a un cordero 150”, aclara Alfredo Berrocal, responsable económico de Ugama.

La Consejería anunció el pasado mes de octubre que existía una manada de lobos estable en el Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama. El grupo estaba formado por dos machos, una hembra y tres lobeznos que nacieron en primavera. En 2012 un grupo de naturalistas de la Asociación Sierra Carpetania ya había anunciado que el lobo criaba en Madrid. Hasta ese momento, los cánidos que desaparecieron de la región hace 70 años, se habían limitado a realizar incursiones en territorio madrileño a partir de 2007.

En la zona del valle del Lozoya la ganadería es de tipo extensivo, con el ganado libre en el campo. “Solo se recogen los animales en invierno y en otoño”, explica Rufino Ruiz, propietario de un rebaño de unas 300 ovejas. Ruiz ha sufrido varios ataques, el último la víspera de Nochebuena y se ha visto obligado a adquirir cuatro mastines.

Desde la Consejería de Medio Ambiente insisten en que ninguna asociación les ha transmitido que tengan problemas con el lobo. Añaden que las compensaciones por los ataques se pactaron en 2011 con todas las organizaciones agrarias y que son similares a las que aplican otras comunidades. Por otra parte, el Gobierno regional indica que tienen constancia de que los ejemplares que existen están alimentando de corzo, no de ganado.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información