Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece Joan Vergés, poeta cantado

Maria del Mar Bonet, Joan Manuel Serrat, Quimi Portet y Toti soler musicaron los versos de quien en 1968 ganó el premio Carles Riba

“Deixa que a poc a poc / La sang se’t torni espessa / I t’endormisqui / La son del fer-se vell, / Qui sap si a l’hora dolça / De començar a morir”. La hora dulce de morir que el poeta Joan Vergés cantó en La finestra, poema de su libro más reconocido, Vida nova (premio Carles Riba, 1968), llegó ayer, a sus 85 años.

En un juego macabro del azar, Vergés falleció el mismo día que la Institució de les Lletres Catalanes le había organizado un acto de homenaje en la ciudad donde nació el 21 de marzo de 1928, enésimo acto de una trayectoria marcada por un reconocimiento público de notables altibajos.

Así, Vergés apareció joven, con 19 años y estudiante de Medicina, en las Antologies Poètiques Universitàries. Su primer libro fue Soledat de paisatges (1958), para muchos su mejor poemario, impregnado de un realismo social visible en El gos (1957, premio Joan Salvat-Papasseit); pero su obra fue con los años fue tiñéndose de una voz más lírica y mayor valor poemático, que desembocó en Vida nova, publicado en 1970, quizá cénit de su popularidad. Lo cotidiano y un punto de ironía y autocrítica acabaron incorporándose a su obra, que interpretaron desde Maria del Mar Bonet y Joan Manuel Serrat a Quimi Portet y Toti Soler, este de los que más le musicó, en parte porque los libros de Vergés estaban en la biblioteca de su padre, también médico.

Vergés pareció desaparecer de la memoria popular (sólo una plaquette, en 1994, Ara és trist, rompe su invisibilidad) hasta 2006, cuando Isidor Marí le rescató realizando, junto a Joan-Elies Adell, una Antologia poètica tal que incluyó composiciones de entonces poemarios inéditos como Un bosc endins (editado en 2007 y premio Recull 2008). El sello mallorquín Lleonard Muntaner lanzó el año pasado su Poesia completa.