x legislatura

El Parlamento pide la “retirada inmediata” de la reforma del aborto

Todos los grupos menos el PP censuran la ley de Gallardón La resolución pide al Gobierno de Urkullu despliegue "acciones" para garantizar el derecho a una maternidad "libre y responsable"

La reforma de la Ley del Aborto ha vuelto este jueves al pleno ordinario del Parlamento vasco. La Cámara ha aprobado una nueva resolución en contra de la reforma en los términos planteados por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, la segunda este curso –en octubre, cuando aún no se había presentado el texto pero sí su enfoque, el PSE impulsó otra- y  reclama al Gobierno de Mariano Rajoy que "retire inmediatamente" la iniciativa legislativa.

Todas las miradas se han centrado en el PP, entre cuyas filas se encuentra su portavoz parlamentario, Borja Sémper, uno de los dirigentes que se han posicionado en contra de los términos en los que se ha planteado la reforma y ha pedido suavizarla en su trámite parlamentario. También pidió que se deje votar en conciencia el cambio legal. "¿Dónde están los críticos del PP?", se ha preguntado UPyD durante el debate, ante la ausencia de Sémper, "voten a favor de la enmienda", les ha pedido Gorka Maneiro. Los diez parlamentarios del PP han votado conjuntamente en contra de la iniciativa respaldada por el resto.

Esta vez el debate ha llegado a la Cámara vasca a petición de EH Bildu y UPyD, dos partidos antagónicos en su forma de afrontar la reforma legal pero igual de contundentes en su rechazo a ella. La parlamentaria de EH Bildu Lur Etxebarria ha defendido que “las mujeres no somos solo cuerpos o incubadoras, hay muchas formas de ser mujer, nuestro futuro es nuestro”. Por estas razones, ha insistido en que en Euskadi “empecemos a dar pasos para blindar el derecho al aborto” en la comunidad autónoma desarrollando “todo el potencial de la legislación” vasca. Por el contrario, Gorka Maneiro, desde UPyD, ha optado por reclamar al Ejecutivo central que “guarde este disparate en un cajón” por ser “reaccionaria, regresiva y retrógrada” pero ha advertido que su intención no es “irnos”, en referencia a la propuesta de la coalición abertzale, sino “quedarnos” para evitar la ley.

Finalmente, PNV, PSE y UPyD han pactado una enmienda transaccional que ha sido aprobada con los votos también de EH Bildu. El texto incluye el rechazo a la reforma por ser un proyecto de ley "reaccionario" y un "ataque a las mujeres y una afrenta a la sociedad laica y plural". La resolución también pone deberes al Gobierno vasco, que ya se ha posicionado en contra de la reforma, y le reclama que "despliegue cuantas acciones dentro de nuestro marco competencial que sean necesarias para garantizar el derecho de las mujeres a una maternidad libre y responsable". El consejero de Salud, Jon Darpón, ya advirtió en el mismo Parlamento que no cuenta con mucho margen de maniobra para esquivar la reforma. EH Bildu ha valorado que se haya recogido este último punto porque es un "paso adelante" que, pese a que no "garantiza nada", es un "primer paso" y por eso ha justificado su apoyo al texto aprobado.

Solo el PP ha defendido la reforma del ministro de Justicia. La parlamentaria Nerea Llanos ha asegurado que "los derechos de la mujer no son absolutos" y ha remarcado que el "pretendido derecho no aparece en la legislación ni en los textos internacionales", algo que la parlamentaria del PNV le ha desmentido leyendo documentación europea. Llanos ha señalado que su única intención es "conciliar dos bienes jurídicos" porque, según ha destacado, la ley de plazos de 2010 "deja totalmente desprotegido un bien jurídico, el del no nacido", un "bien establecido por la Constitución, no por la moral señor Maneiro, la Constitución". Llanos ha abroncado al resto de partidos porque su partido entiende que el debate de hoy busca que no se "acuerde ni debata" la propuesta.

Como UPyD, el PSE ha defendido la retirada del texto. Para ello ha señalado que el Gobierno central está “ciego y sordo” ante las reclamaciones de los parlamentos autonómicos, de los ayuntamientos, de medios de comunicación internacionales, de Europa o de EE UU. Gloria Sánchez ha parafraseado a Celia Villalobos, vicepresidenta del Congreso, y ha asegurado que la fotografía de las diputadas del PP aplaudiendo tras una votación en ese mismo foro sobre la reforma fue “lamentable” porque se “restringe el derecho de todas las mujeres”. “Es una ley antimujeres y no una ley antiaborto”. "Es una reforma vergonzosa y machista", ha proseguido en el segundo turno. La parlamentaria del PNV Leixuri Arrizabalaga ha asegurado que su partido solo puede decir "no" ante la reforma de Gallardón y ha asegurado que pone en "riesgo" la salud de las mujeres.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS