MEMORIA HISTÓRICA

La familia de un represaliado abre la vía judicial para conseguir exhumarle

El bufete de abogados de Baltasar Garzón defiende a la familia del valenciano Teófilo Alcorisa

Pilar Alcorisa y su marido, Luis Romero, a las puertas de la Ciudad de la Justicia de Valencia donde han presentado su denuncia.
Pilar Alcorisa y su marido, Luis Romero, a las puertas de la Ciudad de la Justicia de Valencia donde han presentado su denuncia.

Los familiares de Teófilo Alcorisa, represaliado por el franquismo en 1947, han denunciado esta mañana su desaparición para tratar de conseguir que el Ayuntamiento de Valencia permita la exhumación de sus restos, enterrados en el cementerio General de la ciudad. Aunque la familia lleva desde 2009 pidiendo que se les permita recuperarlos, el Consistorio valenciano se negó por escrito a autorizarlo argumentando la complejidad "técnica" que podía suponer la exhumación. La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, negó el pasado jueves que hubiera intencionalidad por parte del Ayuntamiento pero aseguró que solo permitirá la exhumación "si el juez lo dice". Con ese objetivo, el bufete del ahora abogado Baltasar Garzón, se ofreció a defender de manera gratuita a la familia y les ha asesorado en la presentación de la denuncia de su desaparición. El Grupo de Desapariciones Forzadas de la ONU investiga también el caso desde el mes de diciembre.

La familia cuenta que Alcorisa fue detenido porque la Guardia Civil no encontró a su hijo

Teófilo Alcorisa, según explica la familia, fue presuntamente detenido el 16 de abril de 1947 por la Guardia Civil de Higueruelas (Valencia) sin que se supiera de qué se le acusaba. Los agentes habían ido a buscar a su hijo Pedro pero al no encontrarle, se lo llevaron a él. Desde entonces se desconoce su paradero. Las investigaciones del Grupo por la Recuperación de la Memoria Histórica de Valencia apuntan a que está enterrado en el cementerio civil de la ciudad, una parcela dentro del Cementerio General. Pilar Alcorisa (73 años), hija del desaparecido, acudía esta mañana a la Ciudad de la Justicia de Valencia para presentar la denuncia ante el juzgado de guardia de Valencia.

La denuncia solicita la localización e identificación de los restos para su posterior inhumación, de conforme a lo dispuesto por el Tribunal Supremo en su Auto de 28 de marzo de 2009, en el que se afirma que “en presencia de indicios objetivables de la existencia de restos de posibles víctimas de delitos susceptibles de localización (…) pueda instarse del Juez de Instrucción competente según el art. 14,2 Lecrim, la práctica de las diligencias dirigidas a datar aquellas acciones criminales y, si fuera necesario, a la identificación de los afectados, para proceder luego, consecuentemente, en derecho”.

El desconocimiento de su paradero y la presunta relación con delitos de detención ilegal y asesinato, motiva la exigencia de la exhumación

El Grupo por la Recuperación de la Memoria Histórica de Valencia explica que según el libro de registro del cementerio general de Valencia, el cuerpo de Teófilo Alcorisa se encuentra en una fosa en lo que fue el antiguo cementerio civil. A estos efectos, el Grupo Paleolab ha elaborado un proyecto de exhumación.

En el escrito entregado por la familia explica que la detención de Alcorisa "se realiza en el contexto de una gran operación contra la guerrilla de la AGLA (Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón" y que su familia "nunca fue informada ni del lugar de la detención, el falecimiento del mismo, ni del lugar donde fue enterrado". En el año 2000, sigue el escrito, "a través de la asociación La Gavilla Verde, se inician las investigaciones sobre el paradero de Teófilo Alcorisa".

Para la familia, "los hechos podrían ser constitutivos de un delito de detención ilegal, sin dar razón del paradero", así como de un "delito de asesinato", ambos "castigados con la pena de reclusión mayor" y "en el contexto de crímemes de lesa humanidad". El hecho de que los restos no hayan sido localizados todavía y que haya indicios de posibles delitos relacionados con su "desaparición forzada" y su presunto asesinato, motiva la exigencia de "la localización, exhumación e identificación de los restos mortales de Teófilo Alcorisa".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS