Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UB apartará de forma cautelar a los docentes denunciados por acoso sexual

El consejo de gobierno de la Universidad de Barcelona aprueba hoy su protocolo de detección de este tipo de delitos

Cuando se produzca una denuncia por acoso sexual por parte de un docente en la Universidad de Barcelona (UB), y se trate de un caso grave, como medida cautelar se podrá apartar al profesor trasladándolo a otra unidad o departamento. Así lo recoge el protocolo para la prevención, detección y actuación en situaciones de acoso sexual que debe ser aprobado hoy en el consejo de gobierno de la UB.

El protocolo se implantará en todo el campus, aunque ahora al menos tres facultades ya tenían un documento parecido. Entre ellas, la de Economía, donde se ha vivido la polémica más sonada en temas de acoso con el caso del catedrático Jesús de Miguel, denunciado por presunto acoso sexual. El caso llegó a la fiscalía, que dio la razón a las víctimas, pero se archivó el caso por prescripción de los hechos. Actualmente el profesor, de 67 años, está de permiso por paternidad y no se prevé que se reincorpore en el curso actual.

Las medidas cautelares era una de las peticiones de la decena de estudiantes implicados en el caso de Miguel. La UB, por su parte, siempre ha defendido su incapacidad de aplicar ningún sanción administrativa porque los hechos han caducado.

Más información