Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jóvenes revientan charlas de Garzón en Santiago con gritos de “fascista”

El exmagistrado invitó a los que le insultaban a subir a la mesa para exponer sus argumentos

Un grupo de jóvenes ha boicoteado las charlas - coloquio que el exmagistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, pretendía ofrecer en las facultades de Ciencias de la Educación y en la Historia de la Universidad de Santiago. Con gritos de 'fascista' y 'torturador', cerca de veinte jóvenes han interrumpido en varias ocasiones a Garzón, quien invitó a los que le insultaban a subir a la mesa para exponer sus argumentos pero solo uno aceptó participar. En el aula completamente abarrotada, hubo momentos de tensión entre los alumnos que querían escuchar al exjuez y los que con un micro no cesaban de dedicarle insultos culpándole de presuntas torturas sufridas por presos etarras que el exmagistrado ordenó detener.

En la facultad de Educación también aparecieron numerosas pintadas, en las que se podía leer 'Baltasar Garzón, cómplice de la tortura', 'Garzón, torturador' o 'Garzón, fascista'. Además, fuera de la facultad, en el casco histórico de Santiago, hubo un enfrentamiento dialéctico entre un grupo de opositores a la presencia del exjuez y los que coreaban 'Queremos a Garzón, queremos a Garzón'.

Alumnos con los carteles contra Garzón ampliar foto
Alumnos con los carteles contra Garzón EFE

El propio exmagistrado ha lamentado la actitud del colectivo estudiantil y ha asegurado que él "siempre" trató de que la lucha antiterrorista fuese "una lucha legal". "La política antiterrorista de España puede tener fallos, se puede corregir, se debe corregir", ha admitido, en un comunicado remitido a los medios de comunicación, pero ha reivindicado que él creó un protocolo -el conocido como Protocolo Garzón- para "prevenir los casos de tortura y maltrato" y también "las falsas denuncias contra los policías". "Siempre intenté que la lucha frente al terrorismo fuera una lucha legal, sin consentir en ningún momento que se produjeran excesos", ha incidido, antes de reivindicar que ese protocolo, que ha sido destacado como "una buena práctica para la prevención de la tortura" por diversos organismos internacionales, "ha dado resultado".

"Habíamos elegido a Garzón para dar una conferencia sobre pasados incómodos, porque es una persona indicada para hablar de este tema, pero no pudo ser. No pudo hablar, era imposible porque no tenía ni voz ni condiciones", indicó el profesor Lourenzo Fernández Prieto, uno de los organizadores del coloquio en la Facultad de Historia. "Me gustaría saber qué defienden (los que protestan), qué democracia defienden si ni siquiera dan derecho a hablar. Me apena mucho que haya un grupito de seis, entre doscientos que tengan esta actitud. Ayer abrieron la primera universidad privada en Galicia y de eso no tienen nada que decir", criticó.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información