Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los directores de Laboral Kutxa, Eroski y Orona se ponen al frente de Mondragón

Txomin García, Agustín Markaide y Xabier Mutuberria integran la comisión gestora de la corporación tras la dimisión de Gisasola

La Corporación Mondragón designó este miércoles a los presidentes de Laboral Kutxa y Eroski, Txomin García y Agustín Markaide, respectivamente, y los vicepresidentes el área industrial del grupo cooperativo, Xabier Mutuberria y Javier Sotil como integrantes de la comisión gestora que dirigirá la corporación hasta la elección del nuevo presidente, cargo que quedó vacante desde la dimisión de Txema Gisasola el pasado 17 de enero.

Mondragón ha dejado su destino en manos de los primeros espadas de la corporación, como son el presidente de Laboral Kutxa, y los directores de Eroski y Orona. García, Markaide, Mutuberria y Sotilse encargarán durante los próximos meses de "liderar la definición de las líneas de actuación de futuro" de MCC, según ha explicado hoy el grupo cooperativo en un comunicado.

La creación de esta comisión gestora pretende "garantizar el funcionamiento operativo" de los servicios de la corporación hasta la designación del nuevo presidente. También deberá "asentar las bases sobre las que todos los socios de todas las cooperativas asociadas podrán decidir cómo será el Mondragón del futuro".

Las líneas de actuación se presentarán al congreso de la corporación de 2014, cuya fecha aún no se ha fijado y donde serán defendidas por el nuevo presidente del Consejo General del grupo cooperativo, que todavía no se ha designado.

Además, el Parlamento Vasco ha instado a la Corporación Mondragón a que desarrolle el plan de viabilidad de Edesa para la división de Confort de Fagor Electrodomésticos con el fin de que pueda ser puesto en marcha a la mayor brevedad.

La presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejeria, ha leído una declaración institucional al término del pleno de hoy en la que la Cámara muestra su solidaridad con los trabajadores afectados por la administración concursal del grupo Fagor. En la declaración se sostiene que "cada día que pasa sin tomar una decisión en torno al plan de viabilidad" aumentan las dificultades para lograr un futuro industrial viable para las cooperativas.