Rubalcaba explica a los empresarios catalanes su alternativa a Rajoy y Mas

El líder del PSOE se reúne con miembros del Círculo de Economía y de Fomento del Trabajo

Alfredo Pérez Rubalcaba, líder del PSOE.
Alfredo Pérez Rubalcaba, líder del PSOE.

Alfredo Pérez Rubalcaba tiene anotada en su agenda la situación política catalana como un tema prioritario. Al secretario general del PSOE le preocupa tanto la pasividad de Mariano Rajoy como la hoja de ruta de Artur Mas, y en las últimas horas ha mantenido cuatro encuentros en Barcelona para explicar la propuesta federal de los socialistas como alternativa al órdago lanzado por el presidente de la Generalitat y la inacción del líder del PP.

Son encuentros que el líder del PSOE considera privados y de los que los socialistas se niegan a ofrecer detalles. En todos los casos, además, trascendieron cuando ya se habían producido, aunque sí se sabe que Rubalcaba expuso su alternativa política de reforma de la Constitución para buscar un nuevo encaje de Cataluña en España.

Más información

La noche del miércoles, Alfredo Pérez Rubalcaba cenó en el domicilio particular de Javier Godó, conde de Godó, en compañía de Isidre Fainé (La Caixa), Josep Oliu (Sabadell), Leopoldo Rodés (Mediaplanning), Marc Puig (Grupo Puig) y Artur Carulla (Agroalimen). Los encuentros prosiguieron en la mañana de ayer en la sede del Círculo de Economía, donde el líder del PSOE desayunó con parte de la junta directiva de la entidad que preside Antón Costas.

A la salida de ese desayuno, Rubalcaba acudió a la sede del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), donde se reunió con el presidente del Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellà. La agenda del líder del PSOE finalizó con un almuerzo con intelectuales y creadores de opinión.

En todas las reuniones se abordaron las consecuencias de la crisis económica y la desigualdad social, aunque el proceso soberanista ocupó la mayor parte del tiempo. Según fuentes socialistas, Rubalcaba ha transmitido a los empresarios catalanes su profunda inquietud por la situación política que se vive en Cataluña y por la “degradación” que provoca, a su juicio, la ausencia de diálogo entre ambos Gobiernos.

Uno de los asistentes a uno de los encuentros explicó que Rubalcaba calificó de “grave” la situación política actual y sostuvo que urge afrontarla con diálogo cuanto antes. En este sentido, el líder socialista opinó que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, permanece inactivo porque es “prisionero de su Tea Party”, en referencia al ala más a la derecha del PP, que reclama mano dura contra el soberanismo y la aplicación de todos los mecanismos legales que permita la Constitución, incluida teóricamente la suspensión de la autonomía catalana. Rubalcaba también considera que Artur Mas conduce a Cataluña a un callejón sin salida con su plan secesionista y que, frente a ambas posiciones, se puede buscar una solución política con una reforma de la Constitución que reconozca una singularidad a Cataluña. El líder del PSOE también se mostró dispuesto a revisar el modelo de financiación autonómica para combatir la creencia del “expolio fiscal” que argumenta el independentismo.

Entre los empresarios del Círculo de Economía con los que desayunó Rubalcaba estaban Juan José Brugera (Inmobiliaria Colonial), Jordi Mercader (Miquel y Costas) y Amancio López (Hotusa). A ninguno se les encasilla con los postulados soberanistas, pero sí expresaron al líder del PSOE la necesidad de que se deje de hablar del “problema catalán”, porque la situación política afecta a toda España. También abogaron por que se resuelva el problema de financiación de todas las comunidades autónomas y pidieron que se blinden las competencias de la Generalitat en cultura, lengua y educación.

Varios directivos empresariales pidieron blindar las competencias en lengua y educación

El líder socialista, según diversas fuentes, expresó en esos encuentros su deseo de que los empresarios muevan ficha en el marco de sus posibilidades para tratar de desencallar la situación y empujar para que ambos Gobiernos se sienten a negociar. En este mismo sentido, el presidente de Fomento del Trabajo instó a la salida de la reunión con Rubalcaba a que los políticos “dialoguen”, que busquen “un espacio de negociación para llegar a un pacto fiscal”.

En Madrid, el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, se limitó a señalar que Rubalcaba lleva mucho tiempo trabajando para dar respuesta al tema catalán. “Quiere tender puentes con Cataluña, ofrecer diálogo y ofrecer reformas para poder seguir viviendo juntos”, insistió el número tres del PSOE. Los socialistas catalanes, por su parte, interpretan los encuentros del secretario general con los empresarios como un aval de la tercera vía que defienden PSC y PSOE. “Los empresarios están muy inquietos por el escenario y reclaman estabilidad. Por eso nos piden que aguantemos la presión, porque hace falta diálogo y sensatez”, explicó ayer un dirigente del PSC.

El líder del PSOE regresó a Madrid a primera hora de la tarde y no mantuvo ningún encuentro con el presidente de la Generalitat, Artur Mas. La última reunión entre ambos se produjo el 25 de octubre en la sede del gobierno catalán.

La visita de Rubalcaba a Barcelona se ha producido menos de 72 horas después de que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, participara en un almuerzo informativo el pasado lunes en el que expuso la reforma federal del PSOE e instó a Rajoy y Mas a que “abandonen los monólogos y dejen sus proclamas y se muevan”. La Generalitat reclamó al día siguiente a los socialistas que concretasen más su propuesta federal.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50