Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las carreras de ingeniería no se encarecerán el año próximo

La Generalitat se compromete a mantener las bonificaciones otro año más

Antoni Castellà ha criticado a la Universidad de Barcelona por no actuar antes en el caso del presunto catedrático acosador

Las ingenierías no subirán de precio el próximo curso. Es el compromiso que ha verbalizado este miércoles el secretario de Universidades, Antoni Castellà, en el Parlament. Estas carreras técnicas protagonizaron el año pasado una fuerte polémica porque, después de comprometerse la Generalitat a mantener los precios, las universidades aprobaron encarecer las ingenierías un 10%, lo que se traducía en 225 euros más. El revuelo que causó el caso llevó a la Generalitat a rectificar y bonificar este incremento. Eso sí, los alumnos debían tramitar una beca Equitat para conseguir el descuento.

Castellà ha asegurado que este curso un 50% de los 18.000 alumnos de Ingeniería han sido beneficiados con esta ayuda, una cifra superior a la calculada en diciembre por el sindicato de estudiantes Ceucat realizados en base a la primera adjudicación de las becas Equitat y que muchas universidades habían dado por válida. Con todo, el porcentaje del 50% es bajo para la Generalitat, teniendo en cuenta que la bonificación era directa y no se pedía ningún requisito de renta. “Queremos mantener un año más la bonificación para saber si los que no se acogen es porque no lo necesitan o por desinformación”, ha justificado Castellà. Se baraja actualizar los importes del resto de grados al IPC.

Por otra parte, el secretario ha defendido el endurecimiento del acceso a la carrera de Magisterio. De momento, el próximo septiembre se exigirá al menos un cuatro en los exámenes de lenguas catalana y castellana de Selectividad, y la media de ambas debe ser, como mínimo, un cinco. Se trata de una antigua petición de la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, que incluso había propuesto que se exigiera un siete en lenguas y matemáticas. Castellà ha apostado por elevar los requisitos paulatinamente. “Si este año hubiéramos pedido un cinco en castellano, catalán, inglés y matemáticas, el 70% de estudiantes que han entrado a Magisterio se hubieran quedado fuera. No se pueden hacer cambios drásticos, hay que ir con cuidado”, ha defendido.

“Si este año hubiéramos pedido un cinco en lenguas y matemáticas, el 70% de estudiantes de Magisterio hubieran quedado fuera"

Castellà también ha anunciado que para la próxima Selectividad que se celebrará en junio se reforzará el sistema de revisión y así evitar conflictos como el sucedido el año pasado, que llevó a repetir el examen de Matemáticas, después de detectar un error en el enunciado. Para este año se elevarán de tres a cinco las revisiones que deberán de pasar las pruebas antes de llegar a manos del alumno.

El responsable de Universidades también se ha referido al caso de presunto acoso sexual en la Universidad de Barcelona protagonizado por el catedrático de Sociología, Jesús de Miguel, tachándolo de “hecho lamentable que marcará un precedente”. “Y también es lamentable que haya gente que diga ahora que ya sabía que el hecho duraba desde hacía años y no lo denunciara. Y no lo digo por las víctimas, sino por los responsables de la universidad. ¿Si lo sabía, por qué no actuaban?”, se ha preguntado Castellà. El secretario se refería a la declaración que hizo la decana de la facultad de Economía, Elisenda Paluzie, ante los Mossos en la que reconocía que en el año 1987, cuando ella era estudiante, ya se rumoreaba por la facultad la existencia de acoso.