Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CES pide que las ayudas a empresas se vinculen a mantener el empleo

Es la respuesta al proyecto de decreto de ayudas a la reestructuración y relanzamiento de empresas en crisis

El Consejo Económico y Social Vasco (CES) ha pedido hoy que las ayudas que va a dar el Gobierno Vasco para el relanzamiento de empresas en crisis se vinculen al mantenimiento de la actividad empresarial y el empleo. El pleno de este organismo consultivo ha aprobado hoy su dictamen sobre el proyecto de decreto por el que se establecen ayudas destinadas a la reestructuración y relanzamiento de empresas en crisis", presentado por el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco. Las ayudas dispuestas en el proyecto están dirigidas a empresas que han sabido reconducir su situación competitiva, pero que sufren desequilibrios financieros que condicionan su viabilidad. El CES ha valorado el objetivo del decreto, aunque ha incorporado algunas consideraciones a su contenido, ya que ha opinado que la norma propuesta, que es una adaptación de la ya vigente, "adolece de importantes carencias".

El decreto se limita

a ayudas a la

reestructuración

Así, por ejemplo, ha entendido que tiene un alcance limitado respecto a las directrices europeas "ya que, a pesar del título del decreto, éste se limita a regular las ayudas de reestructuración, dejándose fuera las ayudas de salvamento, fundamentales dada la profunda crisis que nos afecta". También ha pedido que se aclare "una cierta confusión terminológica" a lo largo del decreto (reestructuración, reorganización, relanzamiento...) sobre las situaciones empresariales que pueden ser apoyadas financieramente. Por último, el CES ha considerado fundamental "que las ayudas reguladas por este decreto "se vinculen al mantenimiento de la actividad empresarial y el empleo, como parte de una apuesta por un modelo productivo basado en la inversión en I+D+i, la formación y cualificación profesional y la incorporación de nuevas tecnologías, junto con mejoras en aspectos organizativos y de gestión". Junto con lo anteriormente señalado, el dictamen aprobado por el CES vasco ha incorporado varias consideraciones específicas a diversos puntos del articulado propuesto.

Así, por ejemplo, en el apartado referido a los recursos económicos, ha estimado necesario que se aseguren las prórrogas presupuestarias precisas para hacer frente a las necesidades de todas las empresas en crisis y que se concreten más los requisitos para las acciones subvencionables. También ha considerado que el colectivo de empresas beneficiarias de este proyecto de decreto "debería aplicarse en un sentido sectorialmente amplio y compatible con Bruselas y, en todo caso, considerar adicional y expresamente como beneficiarios de las ayudas del Decreto, a sectores fuertemente afectados por la actual crisis, como son la construcción y el comercio".