Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra pide a Rajoy 1.500 millones más para evitar el colapso financiero

El presidente afirma que “es imposible mantenerse un año más en esta situación”

Propone paliar la infrafinanciación autonómica para Sanidad y Educación durante 2014

El presidente Alberto Fabra, en primer plano, junto al consejero José Ciscar.
El presidente Alberto Fabra, en primer plano, junto al consejero José Ciscar.

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, urgió este viernes al gobierno presidido por Mariano Rajoy a que realice una “aportación extraordinaria” a la Comunidad Valenciana para el 2014. “Es imposible mantenerse durante un año más en esta situación”, afirmó el jefe del Consell a propósito de su nueva petición que cifró en 1.500 millones de euros y que centró su inesperada comparecencia al término del pleno del Consell.

Su propósito era sacar pecho por el descenso del paro en 14.258 personas en diciembre y por el liderazgo valenciano en España en la reducción de la desempleo en el último trimestre de 2013, además de reiterar las ideas fuerza de su discurso de fin de año. Pero su anuncio acaparó la atención y puso sobre la mesa la grave situación financiera de la Generalitat, al borde del colapso.

A preguntas de los informadores, reiteró que para este año entrante, su “primera batalla es mejorar el sistema de financiación”, porque la Comunidad Valenciana “no puede seguir sufriendo un año más una financiación injusta”.

Con una deuda acumulada de la Generalitat de más de 29.000 millones de euros, con una previsión de superar el objetivo anual de déficit (1,6%) que en octubre ya era del 1,35%, Fabra indicó que no puede esperar al nuevo modelo de financiación, que supuestamente entraría en vigor en 2015, y, por tanto, pedirá al Gobierno una aportación adicional que cubra los 1.500 millones de euros de “desfase” en la financiación de la Sanidad, Educación y Bienestar Social. “Tiene que ser un instrumento que no cueste dinero en el futuro”, matizó, descartando así fórmulas que generen intereses (la Generalitat paga unos 1.300 millones al año en este concepto), como el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) o el plan de pago a proveedores, que funcionan en la actualidad.

Fabra destacó del cambio de la norma del aborto la garantía de “la objeción de conciencia de todos los profesionales sanitarios, cosa que no estaba contemplada en la actual ley”

El presidente dio a entender que va negociar este nuevo “instrumento” y confió en que éste se muestre “sensible con aquellas comunidades que, de forma injusta”, tienen que “poner dinero de nuestros bolsillos, a través de déficit, para cubrir algo que otros ciudadanos españoles tienen garantizado”. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se mostró disconforme con la propuesta de aplicación retroactiva en 2014 del futuro modelo de financiación.

Horas después, fuentes de Presidencia incidieron en que esta “aportación extraordinaria” se contempla en el informe sobre la financiación autonómica del comité de expertos de los Premios Jaime I, que propone también la devolución de competencias si no se reciben más recursos. Y agregaron que el Gobierno conoce dicho informe. Además, insistieron en que la propuesta se inscribe en la línea de actuación del consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues, si bien éste estaba dispuesto incluso a pagar intereses por recibir más financiación.

A pesar de estos graves problemas financieros e impulsado por los datos del paro, cuyo descenso aseguró que no sólo se debe a la reducción de la población activa, sino a las políticas desarrolladas por el Consell y el Gobierno, Fabra imprimió un tono optimista a su intervención, aunque incurrió en alguna contradicción. Dijo que “no va a haber más ajustes para los ciudadanos valencianos”. Pero en otro momento de su intervención comentó: “Sé que algunas decisiones que vayamos a tomar no les gustarán, pero nuestro compromiso está con la mayoría de ciudadanos, que quieren ver que su comunidad está mejor”. Y estará mejor en 2014 que en 2013, vaticinó.

“No va a haber más ajustes para los ciudadanos valencianos”

Alberto Fabra

El presidente repasó otros temas de actualidad a preguntas de los informadores. Sostuvo que se están cumpliendo los plazos legales para el cierre de RTVV y reveló que la próxima semana se elegirá a la empresa que asesorará en la extinción de la sociedad y respondió que se mantiene cerrada la cadena porque es “más caro abrir la televisión que pagar solo los sueldos” de los trabajadores que serán despedidos. Insistió en que se negociarán acuerdos con TVE para “hacer desconexiones y ofrecer noticias de interés general para la Comunidad”.

A propósito de la nueva ley del aborto, propuesta por el Gobierno, Fabra se mostró “partidario de esta reforma”, basada en “los supuestos y no en los plazos” y valoró especialmente la incorporación de aspectos que “dan mucha más seguridad a los profesionales sanitarios”. Dijo que se mejorarán “algunas cuestiones en el trámite parlamentario”, como la garantía de “la objeción de conciencia de todos los profesionales sanitarios, cosa que no estaba contemplada en la actual ley”, y apostó por “ir más allá en algunos términos como malformaciones incompatibles con la vida”, que considera “necesarios para evitar cualquier tipo de interpretaciones luego”. Preguntado por si cree que la mujer tiene derecho a decidir, Fabra reiteró que la nueva ley “es mejor que la de plazos”.

Sobre los desperfectos en el Palau de les Arts, abundó en que se tomará una decisión en los próximos días a partir del informe técnico solicitado. “Hasta que no se haya garantizado al cien por cien la seguridad no se pondrá de nuevo en marcha el Palau de les Arts”, concluyó.