Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT denuncia que el copago afectará más a mayores con pensión mínima

La orden de Bienestar Social baja el precio a rentas altas y lo sube en las bajas, según la FSP

La Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT ha denunciado este miércoles que la nueva normativa aprobada por la Consejería de Bienestar Social para regular el copago y los precios públicos en las residencias de mayores tiene "consecuencias muy distintas según se proceda de una familia rica o de una familia humilde".

El precio máximo a pagar por la plaza en residencias bajará de 1.635 euros al mes a 1.500, que serán 1.350 euros si no se percibe el complemento de tercera persona. Según explica la FSP, de este modo, las personas con mayores rentas, que pagaban 1.635 euros al mes por estar en una plaza pública de residencia de tercera edad, en 2014 pagarán mayoritariamente un máximo de 1.350, lo que supondrá una bajada de más de 3.000 euros anuales.

Por el contrario, las personas mayores que cobran la pensión mínima (631 euros al mes) ahora pagan 530 euros y se les ha subido el precio con el copago en más de 1.000 euros al año, "ya que ahora sí computan las dos pagas extras", con lo cual aumenta la cuantía que ha de aportar el residente. Además, como este cálculo se realiza sobre la cuantía anual de las 14 pagas, pero la consejería cobra al residente 12 mensualidades, muchos mayores han que pagar una cuantía superior a la pensión que perciben mensualmente, lo que ocurre 10 meses al año (todos excepto junio y diciembre, en que cobran la paga extra), indica en un comunicado la FSP-UGT.

Este nuevo cálculo reserva para el residente un mínimo de 101 euros al mes para gastos personales. Hasta ahora disponían del 15% de la pensión y de las dos pagas extras completas como dinero de bolsillo para gastos personales. "Con esta nueva normativa muchos residentes se quedan prácticamente sin dinero para afrontar los gastos personales", como son la compra de ropa o la sustitución de gafas y de prótesis dentales, o incluso el abono de medicamentos, "precisamente cuando el copago farmacéutico del PP supone un gasto importante para los jubilados y hay medicamentos no cubiertos por la Seguridad Social", ha criticado el sindicato.