Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas insiste: “En 2014 Cataluña será llamada a decidir su futuro”

El presidente catalán felicita la Navidad redoblando su desafío a Rajoy

Rajoy y Mas, el pasado enero. Ampliar foto
Rajoy y Mas, el pasado enero. REUTERS

Ni la felicitación navideña del presidente de la Generalitat ha quedado este año al margen del proceso soberanista que impulsa el Gobierno catalán. Artur Mas felicitó este martes a sus seguidores de Twitter con un mensaje diáfano acerca de su plan: “En el año 2014 el pueblo de Cataluña será llamado a decidir de forma pacífica y democrática su futuro como país”.

En este mensaje, que publicó la cuenta del Gobierno catalán en Twitter con el anuncio de “felicitación exclusiva” de Mas a sus seguidores, el presidente catalán subraya que 2014 será un año de “gran simbolismo histórico, pero sobre todo será un año trascendental para el presente y para el futuro de Cataluña”.

“Vivámoslo, pues, con civismo y buena convivencia, con tolerancia y respeto por las opiniones de todos”, agrega Mas. El presidente de la Generalitat concluye con sus mejores deseos a todos los catalanes para una feliz navidad y un “gran año 2014”.

El líder de CiU no detalla si la votación será una consulta o elecciones

No es la única felicitación reivindicativa que Mas ha enviado este año. En un plano más formal el presidente catalán remitió la semana pasada otra tarjeta postal a decenas de autoridades de dentro y fuera de Cataluña que rememora el asedio a Barcelona de 1705, uno de los episodios de la guerra de sucesión española que acabó en 1714 con los decretos de Nueva Planta.

De hecho, todo 2014 enlazará conmemoraciones del tricentenario de 1714 con actos de agitación a favor de la consulta soberanista que la Generalitat pretende convocar para el próximo 9 de noviembre.

Si Artur Mas no cambia de opinión respecto a lo expresado el pasado septiembre en el Parlamento de Cataluña es casi imposible que la consulta se acabe celebrando. En aquella ocasión el presidente aseguró que ésta solo se celebraría si se podía hacer con garantías legales y era pactada o, como mínimo tolerada, por el Gobierno. A tenor de lo expresado hasta ahora por el Ejecutivo de Mariano Rajoy ninguno de estos escenarios parece posible. La otra opción posible es convocar unas elecciones autonómicas anticipadas a las que los partidos soberanistas intentarán introducir un cariz plebiscitario a favor o en contra de la independencia. Es por esto que en su tweet navideño Mas evita hablar directamente de la consulta y se limita a asegurar que los catalanes “serán llamados a decidir”. Y esto puede hacerse mediante un referéndum o a través de cualquier otro tipo de elección.

ERC empuja para hacer el referéndum aunque éste no sea autorizado

La presión sobre Artur Mas desde los partidos estrictamente independentistas como Esquerra Republicana o la CUP se centra ahora en que la consulta se convoque sea o no autorizada por el Gobierno central. Estos partidos entienden que la negativa de Rajoy no es suficiente para impedir la votación y que, dadas las particulares condiciones políticas del momento, la comunidad internacional también aceptaría un resultado procedente de una consulta no acordada.

El resto de partidos, comenzando por amplios sectores de Convergència y, aún más de Unió Democràtica, entienden que una consulta no pactada no ofrece ninguna garantía de futuro. De ahí que Mas espere centrar los primeros meses del año en reclamar al Gobierno que encuentre una vía para que los catalanes puedan votar en un referéndum de forma legal. En un intento de hacer escuchar su voz fuera de España la Generalitat ha decidido trasladar de Nueva York a Washington a su delegado en Estados Unidos, Andrew Davis. Según informó ayer el diario Ara el objetivo es acercar la delegación de la Generalitat en Estados Unidos al poder político de la capital federal. Hasta ahora la labor de la Generalitat en USA era básicamente comercial.