Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez estrecha el cerco en torno a los antiguos responsables de RTVV

José Ceres investiga el saqueo producido en la televisión durante la visita del Papa

El juez José Ceres está estrechando el cerco en torno a los responsables de la antigua RTVV que posibilitaron, presuntamente, el saqueo de las arcas públicas con motivo de la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en 2006. Según la investigación, la trama Gürtel habría obtenido un botín de 3,2 millones de euros con la complicidad del entonces director general, el imputado Pedro García. Una comisión judicial se personó el pasado 11 de diciembre en el Centre de Producció de Programes de RTVV en Burjassot (Valencia) con motivo de la investigación que está realizando el juez de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana a propósito de las contrataciones de la firma Teconsa para el suministro de pantallas de vídeo, sonido y megafonía para la retransmisión de los actos y de otras empresas para la seguridad de la infraestructura, vinculadas todas ellas a la red corrupta.

Tras la declaración del secreto parcial del sumario, es la tercera vez en poco más de un mes que la comisión judicial entra en las instalaciones de Burjassot, donde hoy sólo trabajan empleados de las áreas administrativas, económica y relaciones externas, después del cierre de las emisiones el pasado 29 de noviembre de orden del Consell. El resto de la plantilla, que suma 1.660 trabajadores, tiene permiso retribuido y no puede acceder al centro.

La comisión judicial que participó en el último registro estaba formada por cinco personas y se incautó al menos de un disco duro. También requirió a los actuales dirigentes de RTVV, los tres liquidadores nombrados por el Consell, más información que fue entregada posteriormente, según fuentes conocedoras del caso. En anteriores registros, la comisión se llevó precintado un ordenador, entre otro material solicitado. Como en anteriores ocasiones, el interés de la comisión se ha centrado en extraer datos, firmas y contratos del sistema informático, según las mismas fuentes.

El juez José Ceres, instructor del caso Gürtel, decretó el 28 de octubre el secreto parcial del sumario durante 30 días de las piezas 1, 2, 4 y 5 (de un total de seis), tras la inesperada comparecencia de un testigo, que aportó documentos de interés para la investigación, que exigió la práctica de nuevas diligencias, según el magistrado. La pieza 4 es la que afecta directamente a la visita del Papa y a la actuación de RTVV, si bien las revelaciones también salpican al resto de piezas señaladas y relativas a delitos electorales y otras presuntas irregularidades en la contratación de la Generalitat con Orange Market y demás sociedades vinculadas a la trama liderada por Francisco Correa en España, y Álvaro Pérez, El Bigotes, en Valencia.

Un mes después, el 28 de noviembre, el juez del TSJ dictó un nuevo auto en virtud del cual prorroga un mes más el secreto parcial, dada la "complejidad" del procedimiento, y la "necesidad" y "conveniencia" de mantener la actuación, "ya que su conocimiento podría suponer un serio obstáculo para su debida culminación o para la realización con eficacia de otras diligencias que pudiera derivarse de las mismas".

Hasta cuatro antiguos directivos de RTVV están imputados en esta pieza del caso Gürtel. Según la investigación, Teconsa habría funcionado como una tapadera, llevándose una comisión de 200.000 euros. De los 7,4 millones de la adjudicación, Correa se habría quedado con 1,4 millones, Pablo Crespo, con 630.000 euros, y Álvaro Pérez y Pedro García, con medio millón cada uno.