Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Descolgado el nido de ‘avispa asesina’ hallado en la Garrotxa

La Generalitat llega a un acuerdo con los apicultores para instalar 500 trampas para controlar la extensión de la especie

Nido de 'avispas asesinas' descolgado esta mañana en la Vall d'en Bas.
Nido de 'avispas asesinas' descolgado esta mañana en la Vall d'en Bas.

Los Agentes Rurales han descolgado esta mañana el nido de avispa asesina localizado la semana pasada en lo alto de la copa de un roble del núcleo de el Mallol, en la Vall d’en Bas. Este nido, de unos 40 cm de diámetro, forma esférica y unos 3 kilo de peso, servirá para poder investigar el comportamiento y para averiguar cuales son las mejores técnicas para matar a esta especie. La Generalitat repartirá además 500 nuevas trampas para poder llevar a cabo un seguimiento más exhaustivo de este insecto, que ya se ha asumido que ha venido para quedarse.

Dos Agentes Rurales se han subido la cesta de un brazo de un mecánico de un camión de construcción, que les ha permitido llegar a los más de 20 metros de altura donde estaba ubicado el nido, en medio de un bosque de robles. Lo han retirado de forma segura intentando que no se rompiera, teniendo e cuenta que el veneno que el pasado lunes le inyectaron dos bomberos de Guipuzcoa lo dejó en un frágil estado. Una vez en el suelo han comprobado que tenía un peso aproximado de unos tres kilos.

Entre ahora y el mes de marzo, cuando esta especie invasora inverna, se repartirán las 500 trampas por el territorio para poder capturar más ejemplares de caras a la primavera. Se sumarán a las 400 que ya se habían instalado hasta ahora. Uno de los objetivos también es averiguar hacia dónde se desplaza. Los expertos creen que la avispa asiática se expandirá hacia las comarcas de interior, lo que hará bajar el riesgo que afecte la polinización de lo árboles frutales, sobretodo en las comarcas del Baix y Alt Empordà.

El director de los servicios de Agricultura en Girona, Vicenç Estanyol, ha manifestado que “esta avispa está haciendo un itinerario más de interior que de litoral o pre-litoral: Susqueda, Vall d’en Bas, Ripoll”. En este sentido, ha recordado que “la producción de fruta se concentra sobretodo en el Baix Empordà”.

Sí preocupa en cambio la repercusión de la avispa velutina en la apicultura, teniendo en cuenta que esta especie ataca a las abejas de miel en determinados momentos del año. Productores y Administración ya han asumido que una vez establecida en un territorio es imposible erradicarla. Agricultura ha llegado a un acuerdo con el sector apícola para establecer un protocolo conjunto de actuación.

Estanyol ha explicado que por una parte “se continuará el trabajo poniendo trampas; teniendo en cuenta los precedentes de Francia y el País Vasco es el sistema más efectivo”. Además, ha apuntado que se debe aprender a vivir con esta especie invasora como se ha hecho desde el 2004 los franceses y unos años después los vascos e “intentar mejorar y ensayar todas las técnicas posibles en identificación de nidos”.