Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exalcalde de Bigastro niega el desvío de 200.000 euros del Plan E

Raúl Valerio ha declarado ante una juez de Orihuela por una querella del actual gobierno del PP

El exalcalde de Bigastro (Alicante), Raúl Valerio Medina, ha asegurado este martes ante la juez de instrucción de Orihuela que el dinero del plan E por el que se le acusa de fraude y falsificación documental “siempre” se usó para fines municipales. El edil socialista y diputado provincial negó que se falseara “ningún tipo de documento” y se ha mostrado víctima de una querella que presentó en 2012 el Partido Popular con fines políticos .

El juzgado número uno de Orihuela investiga al exalcade, a la tesorera y al interventor municipal, Mari Carmen Alonso, y Antonio Saseta, tras una querella criminal presentada por el Ayuntamiento de Bigastro, actualmente gobernado por el PP. Según la querella, durante el mandato de Valerio Medina se produjeron irregularidades en el destino del dinero concedido para una obra financiada con el Plan E en una avenida de esta población de La Vega Baja.

El Plan E destinó 359.224 euros que sirvieron de subvención para acometer la reforma adjudicada a la empresa Pastor Medina SA. Según la querella, se desviaron 200.417 euros de la financiación de la obra, hecho que Medina niega tras presentar “los pagarés o certificados firmados por el constructor han formado parte del expediente presentado”.

Según el exalcalde, cuando llegó en 2008 a la alcaldía, se encontró con “multitud de deudas y descubiertos y era muy complicado llevar a cabo los pagos que se nos pedían. Todos los fondos iban entrando en una cuenta municipal que era de libre disposición puesto que no sólo había ingresos y pagos del Plan E", ha dicho el socialista a su salida del juezgado.Valerio Medina ha insistido en que el dinero se usó para "poder hacer frente a los gastos básicos del ayuntamiento porque era la única forma de sobrevivir y mantenerlo abierto".

El diputado socialista ha añadido que remitirá al fiscal la copia del acta del pleno donde de aprobó la subvención para acometer las obras, además del informe de fiscalización que hizo el Tribunal de Cuentas y el Ministerio de esa obra donde dice que el "único reparo que encontró fue el retraso a la hora de cumplir los pagos, pero entendían que estaban completamente pagadas".

Valerio Medina ha cargado contra la actual alcaldesa de Bigastro, Charo Bañuls, de quien ha dicho que al presentar la querella en marzo de 2012 "lo único que buscaba era un fin exclusivamente político". A este respecto, ha criticado que en lugar de gestionar, Bañuls se dedique a "gastar el tiempo y el dinero de los contribuyentes, más de 80.000 euros anuales, en los asuntos de los juzgados".