Las compras ganan a las colas

El puente reactiva el comercio en Gibraltar y La Línea a pesar de los controles Las esperas llegaron a superar las tres horas en algunos momentos

Colas de vehículos para salir de Gibraltar.
Colas de vehículos para salir de Gibraltar.Andrés Carrasco

Las calles de Gibraltar y La Línea de la Concepción (Cádiz) han registrado durante el fin de semana una actividad inusual en los últimos meses. Los días de fiesta en España por el puente de la Constitución y distintas iniciativas llevadas a cabo por comerciantes de uno y otro lado de la verja que separa La Línea de la colonia británica han permitido olvidar por unas horas el conflicto que provocan los controles en la aduana.

A pesar de que los controles continuaron durante los tres días de puente, fueron muchos los que aprovecharon a uno y otro lado de la frontera para cruzar y realizar compras navideñas. El domingo, las retenciones para pasar desde Gibraltar a España alcanzaron las dos horas, lo que volvió a provocar las quejas de colectivos ciudadanos como Ascteg (Asociación Cultural de Trabajadores Españoles en Gibraltar), cuyo portavoz, Juan José Uceda, volvió a lamentar “el daño” que están haciendo las colas a la economía de la zona. “Al comercio de La Línea se lo está cargando este Gobierno. Hay muchos turistas que no cruzan a este lado o que no les da tiempo a comprar en esta ciudad porque están horas en la cola para salir del Peñón”, se queja.

Uceda admite que ha habido un incremento de la actividad comercial, pero asegura que las esperas para pasar la frontera disuaden a muchos visitantes. “No cabe duda de que la gente tiene que hacer sus compras de Navidad y por eso se incrementa la presencia de ciudadanos en los comercios, pero lo que está claro es que sería mucho mayor si no existiesen los duros controles de la frontera”.

En Gibraltar el sábado se llenaron las tiendas más céntricas. La actividad en Main Street (la principal calle comercial del Peñón) se recuperó respecto a semanas anteriores, gracias en parte a que el Gobierno de Fabian Picardo, la Cámara de Comercio y la Federación de Pequeñas Empresas pusieron en marcha la primera edición del Small Business Saturday, una iniciativa para impulsar a un sector que se ha visto castigado en los últimos meses por la reducción de clientes españoles a causa de los controles establecidos por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Los descuentos realizados en las principales tiendas del Peñón y los espectáculos musicales y atracciones de feria que durante toda la jornada se pudieron disfrutar en la zona comercial atrajeron a miles de personas, entre las que se encontraban numerosos españoles. No obstante, José Luis Bonavia, empresario gibraltareño y miembro de la Cámara de Comercio de Gibraltar, afirma que las ventas se han incrementado, “pero no han llegado a ser las de años anteriores en esta misma fecha”. Con él coincide Lorenzo Pérez, comerciante y portavoz de las pequeñas y medianas empresas de La Línea, quien advirtió que en el sector de la hostelería si se ha notado un fuerte incremento de las ventas, pero en el resto es difícil valorarlo porque, al ser fiesta también el domingo, los comercios solo han abierto el sábado. “Queremos pensar que sí, que las ventas han crecido algo respecto a semanas anteriores”, apostilla Pérez.

En los últimos tres días, las colas en la frontera de Gibraltar se han repetido, aunque de forma esporádica. Mientras el pasado viernes los controles fueron intensos en el paso peatonal, provocando retenciones de hora y media para quienes querían salir del Peñón a pie, el sábado, la orden de registrar de forma exhaustiva afectó a quienes salían de Gibraltar en sus turismos. Algo más de tres horas tuvieron que soportar los conductores en la cola para pasar por la aduana de La Línea, según confirmaron fuentes de la policía de Gibraltar. Estas fuentes aseguran, además, que el domingo volvieron a generarse intensas esperas de casi dos horas durante el mediodía y última hora de la tarde, cuando se endurecieron los registros por parte de la Guardia Civil y las retenciones para quienes querían volver a Gibraltar desde España.

Los registros durante el puente fueron escalonados, según informó la Policía de Gibraltar que aseguró que, entre las 15.00 y las 16.00 del sábado, solo pasaron hacia La Línea 14 turismos, lo que provocó la mayor espera del fin de semana. La masiva afluencia de viandantes y vehículos en el interior del Peñón llevó a los agentes aduaneros españoles a “aprovechar” para incrementar sus registros, provocando la acumulación de vehículos en la zona de acceso a la aduana, lo que obligó a la Policía de Gibraltar a tener que reordenar el tráfico en las calles más céntricas del Peñón.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción