Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Fabra: “Confío en que la cárcel no me espere en una temporada larga”

El expresidente del PP de Castellón responde a su condena a prisión por fraude fiscal

Carlos Fabra, durante su intervención.

"Muy tranquilo" y con todo el apoyo de su "gente". Así se ha presentado esta mañana el expresidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, que ha convocado a los medios de comunicación para responder a la sentencia que le ha condenado a cuatro años de cárcel por delitos fiscales. "Espero que la cárcel no me espere, pero si me espera, que sea una temporada larga. Tengo el cariño de mi gente y el de mucha gente de la provincia", ha destacado Fabra, que ha presumido de tener "buenos medios de defensa" ante un recurso al fallo que impida su ingreso en prisión y de haber recibido más de 700 correos electrónicos de apoyo tras la condena, lo que "no está mal". Fabra ha asegurado que no tiene miedo a la cárcel y que no pedirá un indulto.

El expresidente del PP castellonense, fiel a su estilo, ha comparecido en un hotel de Castellón para dar su versión sobre la sentencia que le condena a cuatro años de cárcel por defraudar 700.000 euros a Hacienda. Poco después de conocerse el fallo este lunes, Fabra sacó pecho y aseguró sentirse “muy satisfecho” por la decisión de los jueces porque le habían absuelto de los delitos de cohecho y tráfico de influencias.

Nada dijo sobre el hecho de que los magistrados le condenan por cometer “repetidos delitos fiscales en cantidad de notoria gravedad”. La Audiencia de Castellón no ha encontrado ninguna explicación a los ingresos no declarados por Carlos Fabra, que alcanzan los dos millones de euros y superan los tres millones si se suma el dinero defraudado por su exmujer, condenada a dos años de prisión.

Al respecto, Fabra ha alegado esta mañana: "Si a cualquiera de ustedes la inspección fiscal les hace más de 100 inspecciones en un año, seguro que les encuentran algo". El exlíder del PP de Castellón ha añadido que su exmujer y él respetan "profundamente" la sentencia, aunque "parcialmente" no estén de acuerdo.

Carlos Fabra ha asegurado también que envió su baja voluntaria del partido por correo en la mañana del lunes, "antes de que se me notificara la sentencia" y que no ha hablado "ni con el presidente regional ni con el provincial". "Ni tengo por qué hablar", ha espetado. A su entorno (y al electorado que votó al PP cuando él lo dirigía en Castellón), ha querido enviarle este mensaje: "Que sigan confiando en mí, la condena no es firme y espero ganar mi recurso".

Al presentar su baja en el partido, el expresidente de la Diputación de Castellón se adelantó a la apertura de un expediente. El partido nunca le pidió explicaciones ni responsabilidad política mientras duró la instrucción de la causa, casi 10 años en los que el propio Fabra presentó hasta 20 recursos para retrasar el proceso mientras alegaba sufrir "indefensión" ante los jueces y despreciaba las críticas de la oposición. Todo ello, desde la presidencia de la Diputación de Castellón, donde se mantuvo pese a su imputación y desde la que ejerció un control férreo sobre la provincia.

El exmandatario ha reconocido que ha sido “doloroso” darse de baja del partido, pero que era una decisión que había tomado si resultaba condenado. “Son muchos años de militancia y muchas vivencias”. Fabra no ha querido pronunciarse sobre la frase de Rajoy que le definió como ciudadano ejemplar: “No soy yo quien hizo esta valoración sobre mí, yo nunca he presumido de ese apoyo ni de esa frase”.

El exlíder del PP de Castellón defiende que "no hubo corrupción"

Al comienzo de su intervención, Carlos Fabra ha leído hoy un comunicado en el que ha arremetido contra el empresario Vicente Vilar, que le denunció y luego se desdijo en el juicio. Según el expresidente de la Diputación, Vilar le acusó “animado por determinados dirigentes socialistas". Como a lo largo de toda la investigación contra él, Fabra se ha presentado de nuevo como víctima de una “cacería político-mediática sin precedentes” contra él, que derivó en una “pertinaz investigación fiscal, al amparo de una campaña de descrédito continúa y constante con más de cien inspecciones tributarias personales en un año”.

Fabra ha insistido en los “infundios” que ha tenido que “soportar” en este largo proceso y ha arremetido contra los partidos de oposición y contra "algunos" medios de comunicación que informaron sobre la causa, a los que denunció sin éxito. Incluso intentó incluso secuestrar varios periódicos durante los primeros años de investigación judicial.

Sobre el fallo, el expolítico ha defendido que su actuación política “fue correcta” y que “no hubo corrupción, ni cohecho, ni tráfico de influencias”, delitos de los que ha sido absuelto. “Nada enturbia pues esa etapa de mi vida política que se caracterizó por un afán por ganar cotas de prosperidad para esta provincia”. También ha recordado el “apoyo recibido en cada cita electoral” que ha “refrendado” su trabajo.

Preguntado después sobre qué le diría a aquellos electores que confiaron en un político que ahora ha sido condenado por fraude fiscal, Fabra les ha instado a seguir confiando en él porque espera ganar los recursos que presentará ante el Supremo y el Constitucional. Y ha expuesto una particular cuenta de los años de condena: “No he sido condenado a cuatro años, sino a un año por cada uno de los cuatro delitos que la sala ha entendido que había responsabilidad penal”.

Carlos Fabra ha terminado la lectura del comunicado afirmando que seguirá “luchando y trabajando” por la provincia de Castellón y que su condena no le llevará a dejar su puesto en la secretaría general de la Cámara de Comercio ni en el consejo de administración del puerto.

Más información