La Generalitat fusiona el Instituto Cartográfico con el Geológico

La medida supone prescindir de 17 trabajadores de una plantilla conjunta de 268 personas

La Generalitat ha iniciado el proceso de fusión de los institutos Cartográfico (ICC) y Geológico (CG), que darán lugar al nuevo Instituto Cartográfico y Geológico de Cataluña, que comenzará a operar como tal el 1 de enero de 2014. Con el nuevo organigrama por definir, el hasta ahora director del ICC, Jaume Miranda, asumirá la dirección provisional de la empresa pública, que depende del Departamento de Territorio. La fusión se enmarca en el plan de racionalización del sector público, cuyo objetivo es reducir el gasto de la administración catalana.

Con unos 197 empleados el Cartográfico y 55 el Geológico, según fuentes sindicales, los propios representantes de los trabajadores alertan de que la fusión ha comportado que la Generalitat haya prescindido de 17 trabajadores, entre despidos y contratos no renovados, y temen más despidos. El departamento asegura que las funciones de los dos institutos serán las mismas y que no habrá más despidos. La cifra de la plantilla que facilita la Administración es 268 personas.

La sede del nuevo organismo estará donde ahora se ubica el ICC, en Montjuïc, adonde se trasladarán los trabajadores del IGC, que están de alquiler en un edificio de la calle de Balmes. La sede territorial del Geológico en Tremp se mantendrá, explican fuentes de Territorio. Los institutos cartográfico y geológico tienen entre sus tareas cuestiones tan dispares como la elaboración de mapas para escuelas, de estudios para ingenierías o lanzar alertas sísimicas. Sus fuentes de financiación son las cantidades que les asignan los presupuestos, además de los ingresos que puedan obtener por estudios, trabajos o publicaciones que les encarguen.

El Instituto Geológico se encarga del estudio del suelo y el subsuelo de Cataluña y entre sus funciones figura la elaboración del mapa geológico, elaborar informes geotécnicos (para obra pública, por ejemplo), desarrollo y mantenimiento de la red de estaciones sísmicas (una de ellas fue la que lanzó las alertas de los terremotos de el delta del Ebro antes de la paralización del proyecto Castor), y evaluación de riesgos geológicos, que además del sísmico contempla el de aludes.

Respecto al Cartográfico, cubre la métrica aérea del territorio catalán (cuenta con tres aviones para ello) y apoya las series cartográficas a gran escala, a la planificación territorial o urbanística, al catastro o a las actividades relacionadas con la obra pública.

Además cuenta con una cartoteca que documenta publicaciones o mapas (hay cartografía desde el siglo XV) y publica desde productos on line hasta atlas o mapas que pueden comprarse en papel o en relieve.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS