Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
los presupuestos de 2014

Euskadi contará con 10.215 millones en unas cuentas que aumentan la inversión

Empleo y Políticas Sociales es el departamento que más crece, cerca de un 20%

Gatzagaetxebarria (delante) con el portavoz, Josu Erkorkea, en la rueda de prensa en que ha presentado los presupuestos.
Gatzagaetxebarria (delante) con el portavoz, Josu Erkorkea, en la rueda de prensa en que ha presentado los presupuestos.

El Gobierno vasco ha aprobado hoy su segundo proyecto de presupuestos en los diez meses que lleva en el poder. Con 10.215 millones de euros, las cuentas vascas que ahora deberán iniciar su tramitación en el Parlamento –esta vez, gracias al pacto con el PSE, con el terreno mucho menos escarpado que en abril, cuando el lehendakari, Iñigo Urkullu, tuvo que retirar por falta de apoyos-. El presupuesto retirado era de 9.316 millones de euros y el prorrogado, de 2012, de 10.449 millones.

En comparación con el fallido presupuesto de 2013, las cuentas para 2014 crecen un 9,6%, recursos que se reducen a un aumento real del 6,2% (561 millones más), sin tener en cuenta las amortizaciones de la deuda contraída, a cuyo pago habrá que destinar un 169% más que este año. Con respecto a las cuentas públicas de 2012, prorrogadas este año, cae un 2,2%. Los cálculos del Ejecutivo se han centrado en realizar una comparación entre el presupuesto no aprobado de 2013 y el proyecto para 2014, no sobre el de 2012.

Los presupuestos de todos los departamentos crecerán. El gasto social cae porcentualmente respecto del global del presupuesto tres puntos, mientras que el resto de gasto aumenta. La razón aportada por el Ejecutivo es que, además de que el gasto social crece, aumentan también el resto del departamentos por el impulso que han dado a las inversiones. Otro de los argumentos esgrimidos hoy ha sido el aumento del peso del pago de amortizaciones.

Son las cuentas para un año que va a ser "también difícil, en el que no se va a crear empleo neto; salir de la recesión no supone salir de la crisis económica". El consejero de Hacienda, Ricardo Gatzagaetxebarria, ha explicado tras el Consejo de Gobierno las grandes cifras de unas cuentas para cuyos detalles será necesario esperar a la remisión del proyecto de ley al Parlamento. El proyecto de ley busca "consolidar el compromiso en lo social mejoramos el impulso a la reactivación económica para generar empleo".

Urkullu se comprometió a dedicar más dinero a las áreas sociales, Educación, Sanidad y Políticas Sociales. El departamento que más crecerá será el de Empleo y Políticas Sociales, un 19,7%, 156 millones más que buscan adaptar el presupuesto al gasto real en partidas como la de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), cuyo recorte del 7% mensual se mantendrá a los perceptores. A la RGI y el complemento de vivienda se destinarán 62 millones más. Educación sube un 5%, y Salud, un 2,7%, porcentualmente la consejería que registrará un menor crecimiento. Los departamentos inversores crecen debido al incremento de las inversiones del 10,4%, hasta los 1.193 millones. Medio Ambiente crece un 9,5% por el incremento de las inversiones y Desarrollo Económico un 4,9%. Seguridad, el 4,5%.

El Ejecutivo deberá hacer frente a un techo de déficit del 1%, frente al 1,2% que finalmente ha logrado para el presente ejercicio a través de la flexibilización que el Gobierno central ha permitido a las comunidades autónomas. En el presupuesto se destinarán 538 millones al pago de la deuda contraída, frente a los 199,9 millones de 2013. Es un incremento del 169%.En total, el Ejecutivo se endeudará 1.315 millones en 2014.

El salto tras un ejercicio 2013 muy duro estará motivado por la previsión de aumento de la recaudación. Gatzagaetxebarria ha recordado que estamos "tocando el fondo de una profunda recesión" porque se está frenando el deterioro en consumo, la inversión, etc. El Gobierno tiene una "Expectativa de ir saliendo de la recesión de manera suave, débil y lenta", lo que en la práctica hará que en 2014 Euskadi siga destruyendo empleo —la previsión es perder 4.000 puestos, frente a los 20.000 de este ejercicio—.

Más información