Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado el Sergas por tratar incorrectamente una tuberculosis

La sentencia establece una indemnización de 25.000 euros por el retraso en el diagnóstico

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) ha sido condenado a indemnizar con 25.000 euros a un vecino de A Coruña por retraso diagnóstico de tuberculosis tras ser tratado por asma cuando había sido descartada esta patología. Así lo ha explicado la asociación El Defensor del Paciente, que ha precisado que el Juzgado Número 1 de lo Contencioso-Administrativo de Santiago de Compostela ha condenado al Sergas a que indemnice a A.O.T., vecino de A Coruña y de 50 años de edad, en la suma de 25.000 euros por un retraso diagnóstico de tuberculosis y tratar una infección respiratoria como asma, "que en realidad había sido descartada", ha matizado.

El Defensor del Paciente ha subrayado que el paciente acudió en septiembre e 2005 al médico de Atención Primaria de su centro de salud en A Coruña por "un cuadro de 3-4 días de evolución con sibilantes ocasionales al levantarse y acostarse". "Y después se le pautó tratamiento para asma con broncodilatador", añade.

En junio de 2006, según el relato de la asociación, "tras no ceder al tratamiento, y con tos y sibilantes ocasionales, se le pautan broncodilatadores y atibióticos, así como una radiografía de tórax". "Se informa de dicha radiografía con lesiones de aspecto cicatricial, sin poder descartar sobreinfección o actividad tuberculosa", señala la asociación, que agrega que "el neumólogo no confirma el asma, pero tampoco descarta otra enfermedad". Fue en octubre de 2005 cuando se constató que existían "datos de obstrucción bronquial no atribuibles ni a asma ni a EPOC", ha matizado El Defensor del Paciente, cuyo servicios jurídicos han tramitado la denuncia.

"A pesar de que se descartó asma se pautó medicación para asma con corticoides, contraindicando para una infección tuberculosa, que era lo que en realidad tenía el paciente", aclara la asociación. La sentencia no es firme y las partes pueden presentar recurso ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). De este modo, en enero de 2006, "se demostró radiológicamente que padecía neumonía, se practicó un TAC en el que se halló obstrucción completa del bronquio del lóbulo superior izquierdo con colapso lobar", expone. "Y finalmente en febrero de 2006 se hizo una broncoscopia y se confirmó una tuberculosis", ha agregado, tras lo que se inició el tratamiento. "Dado el retraso diagnóstico el paciente sufre disminución del volumen pulmonar, siendo remitido para colocación de prótesis endobraquial, y posteriores tratamientos", ha señalado. La indemnización de 25.000 euros, según matiza El Defensor del Paciente, "no valora la mala praxis, aunque es evidente, sino la pérdida de oportunidad terapéutica de ser tratado con antelación, por la pérdida de tiempo y la posibilidad de beneficiarse de un tratamiento adecuado", concluye la asociación.

Más información