Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado el hospital del Mar por diagnosticar un falso caso de VIH

Un policía vivió cuatro años pensando que tenía el virus del sida

El centro deberá pagarle más de 80.000 euros

Un juez de Barcelona ha condenado al Instituto Municipal de Asistencia Sanitaria (IMAS) a indemnizar con 44.954 euros, más una cantidad parecida en concepto de intereses, a un hombre al que el hospital del Mar diagnosticó por error que era portador del virus del VIH (el causante del sida). El hombre pensó durante cuatro años que estaba infectado con el virus, hasta que otro hospital rectificó el diagnóstico tras hacerle nuevos análisis de seguimiento.

Juan Carlos Soriano acudió a la consulta de dermatología del hospital del Mar en 2002. Tras diagnosticarle psorioasis (una enfermedad de la piel), el especialista encargó que se le realizaran unos análisis, entre ellos el del VIH. El 23 de mayo de 2002, el médico le comunicó a Juan Carlos Soriano que era portador del virus, después de realizarle también una prueba de confirmación. A partir de ese momento, el hombre comenzó a sufrir ansiedad y depresión, lo que le llevó a pedir varias bajas laborales de su puesto como agente de la Guardia Urbana en Barcelona.

“Durante cuatro largos años pensó que tenía sida. No entendía cómo podía haberse producido el contagio, pensaba que moriría en el plazo de 10 o 15 años y que perdería a su pareja”, relató ayer la Asociación Defensor del Paciente, que ha llevado el caso. “Pese a saber que la prueba de confirmación puede dar lugar a falsos positivos, no repitieron las pruebas”, criticó la asociación.

Tampoco se tuvo en cuenta que el paciente no mostraba ningún indicio clínico o epidemiológico que manifestase que era portador del virus. Soriano nunca recibió tratamiento antirretroviral, puesto que la carga viral que presentaba su organismo no alcanzaba el umbral establecido.

Cuatro años después, un análisis rutinario en el hospital Clínic —al que Soriano acudió para hacer un seguimiento de la enfermedad— rectificó el diagnóstico y determinó que el paciente no estaba infectado del virus. Soriano había sido víctima de un error calificado de “grave” por el magistrado del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 16. El juez señala que Soriano requirió tratamiento psiquiátrico causado por el fallo del hospital del Mar.